Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La burocracia bloquea la apertura de la casa de Miguel Hernández

El edificio, que albergará un centro de estudios, se inauguró hace 14 meses

El 9 de noviembre de 2010 se inauguró por todo lo alto en Orihuela, con la presencia de la entonces consejera de Cultura, Trini Miró, y de la alcaldesa, Mónica Lorente, la rehabilitación de la Casa Natal del poeta Miguel Hernández. Fue un día "histórico", en palabras de la entonces alcaldesa, porque se abría un centro de documentación y de investigación del poeta. Pero no fue así. Tras este acto, enmarcado en el frenesí del año de la conmemoración del centenario del poeta, el nuevo edificio cerró sus puertas porque faltaban unos papeles. Y todavía no han llegado, la burocracia mantiene cerrada la casa en la que el poeta nació en 1910.

La actual concejal de Cultura de Orihuela, Ana Mas, del PSOE, considera que esto es "un símbolo del desinterés del PP hacia Miguel Hernández, ellos solo buscan la cultura de la foto y de la apariencia". Y lamenta que "una vez consiguieron lo que buscaban, ya no les interesa". Según explica el problema está en el certificado final de obra que todavía no ha rubricado la Consejería de Cultura. Una vez inaugurada surgió un problema y hubo que modificar el contrato inicial de obra, porque aparecieron 34 metros que no estaban contemplados, luego llegó el cambio de gobierno en el Ayuntamiento, gobernaba el PP y ahora hay un tripartito, y los cambios en la consejería de Cultura. La nueva concejal de Cultura asegura que el 24 de agosto remitió una carta explicando la situación y pidiendo "celeridad". Y ahora, según detalla, todo está pendiente del certificado final de obra, que la empresa ya ha remitido la semana pasada a la consejería, y queda la última certificación por parte de la dirección general de Patrimonio. "Es una pena que haya estado paralizada durante tanto tiempo, que la burocracia sea lenta y que la Generalitat no se haya tomado en serio este proyecto", se queja Mas.

Cultura no ha dado aún el visto bueno al certificado de final de la obra

La casa donde el 30 de octubre de 1910 nació el poeta, de tres alturas, sigue la estructura típica de las fincas del centro histórico de Orihuela, y está ubicada, en la conocida calle de San Juan y rebautizada como Antonio Pinies. Allí aprendió a caminar y vivió hasta los cuatro años, cuando su familia se mudó a la calle de Arriba. Alberga ahora la casa museo del poeta. La inversión que se hizo para la rehabilitación supera los 570.000 euros.

El nuevo centro de documentación, que ha estado más de un año cerrado, será gestionado por el Ayuntamiento con el asesoramiento de la Fundación Miguel Hernández. La consejera, el día de la inauguración en noviembre de 2010, tildó de "trascendental y emotivo" el año del centenario y recordó que las Administraciones tienen la obligación "de dar a conocer su patrimonio, y por eso hemos reconstruido esta casa".

El Ayuntamiento difundió un amplio dossier en el que detalla que los 183 metros cuadrados de superficie de esta casa natal albergarán un "centro de documentación único" con archivos de audio y fotografías. Y citaba entrevistas a coetáneos de Hernández, como Buero Vallejo o Bonifacio Méndez, también parte del archivo de Carmen Manresa, hermana de la esposa de Hernández, programas de la cadena SER de Vicente Hipólito en el aniversario de su muerte o de los homenajes de marzo de 1971. También se podrán consultar 26 cintas con versiones musicadas de textos del poeta y discos de vinilo, así como 121 CD, además de vídeos y un amplio archivo fotográfico. Pero esto será cuando la burocracia desbloquee la casa natal del poeta. Mientras tanto los investigadores tendrán que esperar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de enero de 2012