Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Empresas & sectores

Caterpillar trae buenas noticias

Los resultados del gigante de las excavadoras auguran tiempos mejores

Caterpillar parece que vive en otro planeta. Y eso lleva a los inversores de Wall Street a dedicarle generosos superlativos, que solo se escuchan en el caso de Apple, por su capacidad de crecer incluso en un escenario económico adverso como el actual. El gigante de la maquinaria, conocido por sus excavadoras amarillas, cerró el ejercicio con un alza del 83% en sus beneficios y del 41% en sus ventas.

En números, eso se traduce en unas ganancias anuales de 4.928 millones de dólares y unos ingresos de 60.138 millones. De esos totales, que son récord para la multinacional de Peoria (Illinois), 1.550 millones de beneficios corresponden al turbulento cuarto trimestre, periodo en el que registró unas ventas de 17.240 millones. Se trata además del mayor repunte porcentual en facturación desde 1947.

Wall Street ve a la empresa como el canario en la mina de la recesión

El negocio de Caterpillar seguirá creciendo este año, según las proyecciones que sus directivos presentan a los analistas. La sociedad espera elevar las ventas hasta un total de 72.000 millones. Gran parte de este rendimiento se debe a que la demanda de sus productos sigue en alza en los países emergentes. Y anticipa que 2012 será el año que pondrá en marcha la recuperación de los avanzados.

Y eso se debe, según el consejero delegado, Doug Oberhelman, a la inyección masiva de liquidez de los bancos centrales mundiales y, en especial, a la política monetaria laxa de la Reserva Federal. El ejecutivo cree que hay muchas inversiones en marcha entre sus clientes en el sector minero, y la debilidad del dólar hace sus productos más competitivos.

Caterpillar, por su escala y los sectores en los que concentra su negocio (minero y construcción principalmente), es una compañía que sirve a Wall Street para medir el estado de salud de la economía global. Por eso algunos analistas se refieren a ella como el canario en la mina de la recesión. Pero al ver sus resultados, parece como si la compañía fuera inmune a la crisis.

Eso ha llevado a bancos como Citigroup a revisar al alza el precio objetivo para las acciones de Caterpillar de los 100 dólares a los 120. Y esto a pesar de que la temida desaceleración en China puede acabar pasando factura a las grandes multinacionales mediante una caída en las ventas. Algo que ya se vio reflejado en los resultados de 3M.

Caterpillar espera que China crezca un 8,5% este ejercicio, un ritmo que considera suficiente para que siga creciendo el sector de la construcción y la demanda de materias primas. Pero la gran incertidumbre, como sucede con el sector bancario o incluso el tecnológico, está en ver cómo y cuándo se resuelve la compleja crisis de la deuda soberana en Europa.

A Caterpillar le ayuda también el hecho de que muchos de sus clientes necesiten reemplazar el equipamiento que envejece. Por este motivo, Oberhelman cree conveniente que la Fed siga adelante con la estrategia actual, a pesar de que sea algo más optimista que el resto a la hora de hablar de la evolución a corto plazo de la economía y de la construcción. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de enero de 2012