Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafa Villar: "Debemos abandonar la vía autonomista"

La tercera de las candidaturas que optan a ocupar asientos en el Consello Nacional del Bloque se llama Movemento Galego ao Socialismo (MGS). La lidera Rafa Villar (Cee, 1968), escritor, sindicalista y portavoz, en su día, de Nunca Máis. "Es fundamental que el BNG afronte seriamente la necesidad de una organización más social", explica con el léxico tal vez más izquierdista de las corrientes en liza, "entendemos el trabajo institucional, bien en el gobierno, bien en la oposición, pero en este momento histórico debemos cambiar aspectos de la línea política".

La lista, con una edad media de 33 años, no solo propone un giro a la izquierda, sino también "más soberanismo". "El BNG debe dar por acabada la vía estatutaria y el autonomismo", considera, "está agotado, como demuestran los casos vasco y catalán. En Galicia ni se ha iniciado". Para los miembros del MGS este, y no uno sobre nombres y puestos de poder en la organización, es el debate que los nacionalistas deberían acometer hoy y mañana. "Es el debate que no se quiso dar a fondo en 2009", añade, "cuando las corrientes mayoritarias acabaron pactando la tesis política". Sobre si ocurrirá, se muestra escéptico.

Villar insiste en que el nacionalismo tiene que discutir de ideas y proyectos, no de personas. Y para ello evita responder a la habitual acusación interna al MGS: la de ser una "marca blanca" de la UPG. La fracción nació como escisión por la izquierda del partido de Francisco Rodríguez, pero según su líder coinciden y discrepan con todos los sectores del Bloque. Y para el día siguiente a la asamblea solo asumen un escenario: "Aceptar el dictamen democrático de la militancia y trabajar solidaria y mancomunadamente, porque los retos están fuera: la ofensiva del capital y de la recentralización".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de enero de 2012