Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

El PP sitúa los tipos del IRPF entre los más altos de Europa

El pasado 30 de diciembre, cuatro ministros del Gobierno de Rajoy comparecieron circunspectos para explicar la batería de medidas para luchar contra el déficit. Entre ellas se encontraba la segunda mayor subida de impuestos de la historia reciente de España, que incluía un fuerte aumento de los tipos impositivos del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF). El Ejecutivo justificó la impopular decisión por una desviación del déficit estimado que escaló hasta el 8%, dos puntos por encima de lo previsto.

Pero la medida sitúa a España como uno de los países con el IRPF más alto de Europa. Solo Suecia y Bélgica tienen un tipo marginal máximo más elevado que España. "La subida supone que, a partir de 2012, los tipos del IRPF español será de los más elevados de Europa, no solo en todos sus tramos, sino también en el tratamiento del ahorro", afirma el último informe elaborado por el Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana, una institución de tendencia liberal, muy crítica con la subida de impuestos del Ejecutivo del PP. Considera que "tendrá nefastas consecuencias" para la economía española. Y señala: "Los altos gravámenes solo se emplearán en mantener un Estado sobredimensionado e ineficiente".

Pagan las clases medias

Los autores del estudio opinan que el potencial recaudador de la medida será inferior a lo previsto por el Gobierno (apenas un 0,6% del PIB). Y recuerda que serán las clases medias quienes paguen el recargo impositivo.

Antes de la subida fiscal, calificada por el Gobierno del PP como "recargo solidario", los tipos impositivos del IRPF ya estaban entre los más altos de Europa en todos sus tramos. Aunque estos eran equiparables a los de países como Alemania, Francia o Reino Unido. "Pero con la reforma tributaria, España ha empeorado extraordinariamente su situación y atractivo fiscal frente al resto de países, lo que redundará en una caída del consumo y del ahorro", defiende el informe, que analiza las tarifas autonómicas de algunas comunidades: "Cataluña (con un máximo del 56%), Asturias (55,5%) y Andalucía, Extremadura y Cantabria (55%) tienen un tipo marginal máximo más elevado de toda Europa, salvo Suecia". Juan Ramón Rallo, director del informe, considera que el "imprescindible ajuste del déficit público español debería producirse únicamente por el lado del gasto público".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de enero de 2012