Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ALMUERZO CON... CECILIA BONED | Directora general de Arval

"Las mujeres debemos progresar siendo mujeres"

El lugar elegido para el almuerzo es una panadería en Madrid, en plena Puerta de Alcalá. Dos razones de peso: se trata de un negocio que "ha sabido reinventarse totalmente, hacer que funcione en un sitio improbable, y tiene al lado de la puerta un punto de recarga de coche eléctrico" con el que llega a la cita. Esta mezcla de pragmatismo y apuesta por la innovación es una de las constantes en la carrera de una de las españolas que más alto han llegado en la jerarquía de una multinacional extranjera, en este caso francesa. Es consejera delegada y directora general de Arval, filial del grupo BNP Paribas, dedicada al renting de automóviles y primera compañía del sector en España desde que, en 2010, le comprara esta actividad, primero a Renault y después a La Caixa.

Licenciada en Económicas y con un posgrado de finanzas internacional por la Universidad de París IX Dauphine, soñaba con trabajar en grandes proyectos de financiación internacional, Banco Mundial, programas de desarrollo. "Y un día", cuenta, "me llaman de BNP para tratar un tema que vuelve a estar de actualidad: la reestructuración de deuda soberana de países emergentes, algunos de los cuales son los que nos van a sacar ahora de la crisis".

No tenía muy claro su salto del mundo de las finanzas al del automóvil, "más machista y con menos trayectoria femenina". Era un "trabajo para chicos", argumentaba ella misma en los rechazos iniciales de sus directivos. Hoy, y sobre todo desde la aparición de la crisis, la importancia de la dimensión financiera, de organización, gestión... son cada vez más evidentes, y ahí no hay diferencias de sexo. Es más, Boned dice convencida: "Las mujeres somos menos sensibles a conceptos de territorio y, por eso, nos cuesta menos trabajar en equipo". Y reconoce que el camino es largo. "Cuando seleccionas a profesionales o intentas crear equipos, te proyectas y tratas de que se parezcan a ti".

Catalana, coqueta (defiende con ahínco el secreto de su edad) y con gran sentido del humor, que ha conducido por centros urbanos como los de Roma, París, Londres, Madrid... no puede evitar los chascarrillos sobre los conductores torpes o la ineficacia de muchas medidas administrativas. Y presume de haber contribuido al haber establecido un "puente" de bicicletas para que los empleados se desplacen entre los dos edificios que el grupo tiene en Barcelona.

Es la primera vez que hay una mujer al frente de una filial de Arval, y reconoce que se ha vivido como el inicio de una nueva etapa. Se han generado unas expectativas que deberán consolidarse sin renuncias. "Las mujeres debemos progresar siendo mujeres, no tratando de parecernos a los hombres". Y cita a Verlaine para apoyar sus argumentos: el poeta francés decía que "el arte es absolutamente uno mismo", y, según Boned, eso se puede aplicar también al ejercicio profesional. "Hay que ser uno mismo con lo bueno y con lo malo, que hay que corregir y mejorar. Hay que reivindicar los valores femeninos. Y hay que tener en cuenta que la riqueza de las empresas, sobre todo las de servicios, está en las personas, en los hombres y mujeres. No hace falta discriminación positiva, sino fomentar esa diversidad".

Panadería-restaurante Harina. Madrid

- Dos ensaladas: 19,90 euros.

- Pasta carbonara: 7,80.

- Risotto con espárragos: 9.

- Bizcocho de chocolate: 5,10.

- Café e infusión: 3,20.

- Cerveza y agua: 3,50.

Total: 48,50 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de enero de 2012

Más información