Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los recortes del Consell

Ultimátum al Consell de los centros de Secundaria por los impagos

La Consejería de Educación debe a los 613 institutos 32,5 millones desde mayo

La falta de liquidez de la Generalitat Valenciana ha abocado a uno de los pilares de la autonomía, la educación pública, a la penuria. Los centros a duras penas puede hacer frente a gastos de mantenimiento básicos para el funcionamiento como la luz, la calefacción o los folios. La Consejería de Educación no abona esos gastos desde el pasado mes de mayo. La deuda contraída sólo con los 613 centros de Educación Secundaria asciende a 32,5 millones de euros.

Los directores de los institutos de Educación Secundaria de Castellón, Valencia y Alicante celebraron ayer asambleas en las que dieron de plazo al Consell hasta el próximo día 24 para que abone las cantidades pendientes. También exigen al Ejecutivo valenciano, que lidera el popular Alberto Fabra, que les detalle los ingresos con los que contarán para el presente ejercicio.

Los directores de los institutos dicen que la situación es dramática

La mayoría no tiene liquidez ni para luz ni folios ni calefacción

Los institutos de Castellón cifraron en unos 2,5 millones de euros lo que el Gobierno valenciano les debe. De no saldarse la deuda en los próximos días, los docentes de los más de 40 centros de Secundaria de Castellón han anunciado que celebrarán encierros como medida de presión. La decisión se aprobó ayer en la asamblea de directores que se celebró en el IES Penyagolosa y a la que acudieron más de 35 representantes. También hubo asamblea en Infantil y Primaria. Para ellos la deuda ronda los siete millones.

El presidente de los directores de Secundaria y director del IES Penyagolosa, José Martí, explicó que se ha aprobado por unanimidad secundar encierros en todos los centros el próximo miércoles día 25 a partir de las 21.00 o al término del horario lectivo y hasta medianoche. La medida se toma a la mañana siguiente de que un centenar de docentes de Nules se recluyeran en el salón de actos del instituto. Ahora su protesta amenaza con repetirse por toda la provincia. "Si efectivamente la Generalitat no paga lo que se nos debe llevaremos adelante estas y otras acciones", apuntó Martí. La consejería ha anunciado que saldará su deuda antes del 24, pero los docentes no se fían. La titular del departamento, María José Catalá, suspendió a última hora y por motivos de agenda un acto previsto en la Universidad de Alicante.

Los encierros, que deberán ser ratificados en cada uno de los claustros, van acompañados de otras acciones, como la paralización de los pagos de los recibos de la luz (hay centros que ya han devuelto las dos últimas mensualidades) y un apagón de la calefacción todos los viernes. Además, se desplegarán pancartas aludiendo a los impagos.

Durante la reunión, que duró dos horas y media, se estableció una deuda media de 60.000 euros a cada uno de los institutos por los gastos de funcionamiento de los dos últimos cuatrimestres. En algunos casos, como en el IES Gilabert de Centelles de Nules, la deuda supera los 120.000 euros y se han tenido que devolver las tres últimas facturas de la luz. Pese a ello aseguran que no temen cortes puesto que ya han hablado con la empresa para avisar de la situación. "De momento estamos pagando lo que más influye en la educación", apuntó el director, José Gavara.

Junto a los directores de Secundaria, los directores de los centros de Infantil y Primaria de Castellón también celebraron ayer una reunión por los impagos. El director del CEIP Estepar y presidente del colectivo, Vicente Espejo, destacó que aún falta por pagar proyectos de mejora de la calidad educativa desde el año 2009. "En algunos casos los colegios adelantaron el dinero y no se les ha pagado", declaró.

Espejo fijó la deuda en unos siete millones para todos los centros escolares por gastos de funcionamiento y gastos de comedor, entre otros. En el CEIP Vicente Blasco Ibáñez, por ejemplo, se han colgado carteles en los que se puede leer que el Gobierno valenciano adeuda más de 16.000 euros en el comedor. Los directores acordaron medidas como la supresión de todas las actividades extraescolares y complementarias a partir del 25 de enero, así como el cumplimiento "estricto" de las horas de tutoría y atención a padres. Además, los centros publicarán los datos de ingresos y gastos "para que se conozca la situación real".

En la asamblea de directores de Secundaria de Alicante participaron unos 60 responsables del centenar de institutos que hay en la provincia. Según datos facilitados por la portavoz del colectivo, Laura Oliva, la deuda del Consell con los centros de Alicante asciende a 10 millones de euros. Oliva destacó que, al margen de sumarse al ultimátum dado al Consell para que pague antes del día 24, también acordaron exigir a la Consejería que aclare los ingresos disponibles para 2012. Los directores de Primaria celebrarán la asamblea esta mañana.

Por su parte, los directores de los institutos de Valencia reclaman una deuda global de 20 millones de euros. "La situación es dramática". Esa fue la conclusión a la que llegaron los alrededor de 100 docentes de institutos de Secundaria que se reunieron ayer en el IES Lluís Vives de Valencia. Para solucionar este estado "de alarma social", los asistentes a la asamblea exigieron el cumplimiento de pagos acordado el 31 de diciembre con la consejería. "Han pasado ya más de dos semanas y todavía no se han hecho efectivas. No tenemos ninguna respuesta", señaló Vicent Baggetto Torres, presidente de la Asociación de Directores de Secundaria de la Comunidad Valenciana. El colectivo reclamó el pago antes del próximo viernes. Según los portavoces, alrededor de un 25% de los institutos de la provincia está en números rojos. "Ahora somos enfermos terminales", resaltó Baggetto, "si nos dan lo que nos deben seríamos enfermos graves".

La deuda educativa en cifras

- Volumen global. Los 613 centros de Educación Secundaria de la Comunidad Valenciana acumulan una deuda global de 32,5 millones de euros. En Castellón, la cantidad es de 2,5 millones en los más de 40 institutos; en Alicante el cálculo de los 100 institutos es de unos 10 millones; y en Valencia se estima que la deuda asciende a 20 millones.

- Movilizaciones. A tenor de las decisiones que lleve a cabo el Consell, los centros educativos de la Comunidad Valenciana han decidido realizar encierros o concentraciones frente a la Consejería de Educación. En paralelo, la plataforma en defensa de la enseñanza pública ha convocado una manifestación para el sábado.

- Plazos. Las asambleas de directores de institutos le han dado de plazo hasta el día 24 de enero para efectuar los pagos y fijar un calendario con los presupuestos del ejercicio actual.

- Compromiso de Educación. La Consejería de Educación se comprometió a pagar los plazos debidos el pasado 31 de diciembre. Hasta ahora, solo ha dicho que hará efectivo los pagos correspondientes de la educación concertada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de enero de 2012

Más información