Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grecia y la banca confían en sellar en breve el pacto sobre la deuda

Hay una fecha en la cabeza de Lukas Papademos, el primer ministro de Grecia, y probablemente también en la mente de los líderes europeos: el 20 de marzo. Es entonces cuando al Estado heleno le vence una deuda de 14.000 millones de euros y, si para entonces no ha logrado un acuerdo con la banca, la tan temida suspensión de pagos griega sería una realidad.

El viernes se dispararon las alarmas por el fracaso de la reunión entre el Estado y los banqueros del pasado viernes, pero ayer se volvió al optimismo. Papademos manifestó en una entrevista con la cadena estadounidense CNBC su confianza en alcanzar "en dos o tres semanas" un pacto para que el sector financiero renuncie a cobrar el 50% del dinero que le debe Grecia. "Nuestro objetivo es alcanzar un acuerdo antes de la reunión de los ministros de Finanzas de la eurozona del próximo 23 de enero", señaló otra fuente del Gobierno heleno.

Y la entidad que representa a los banqueros, el Instituto de Finanzas Internacionales, se expresó en la misma línea. El director gerente, Charles Dallara, vio posible un principio de acuerdo a finales de esta semana. La negociación podría retomarse el miércoles.

La quita del 50% de la deuda que Atenas tiene contraída con la banca es un pilar fundamental del segundo plan de rescate financiero de Grecia, que también incluye una inyección de 130.000 millones de euros por parte de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Discrepancias

Pero las conversaciones entre el Gobierno griego y los bancos, representados por el IIF han encallado en el tipo de interés que se pagarán por los nuevos bonos que sustituyan a los actuales que las entidades tienen en su poder.

"La vuelta al dracma no es una opción para Grecia", dijo Papademos. El jefe de este Gobierno de transición griego reconoció que "las próximas semanas son particularmente difíciles, ya que tenemos que completar dos procesos interrelacionados", al referirse a las negociaciones con la banca y al programa de ajustes para el periodo 2012-2015.

Dado el bloqueo, los acreedores internacionales de Grecia podrían pedir la intermediación del presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y de la canciller alemana, Angela Merkel, para superar el punto muerto, según publicó ayer el Financial Times.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de enero de 2012