Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda detecta un ingreso de 360.000 euros en la cuenta de Crespo desde Suiza

"Deberá ser investigado". Eso es lo que dice el juez que instruye el caso Emarsa del ingreso de 360.000 euros, procedentes de Suiza e ingresados en la cuenta del que fue presidente de la entidad pública Emarsa, el actual vicepresidente de la Diputación de Valencia y alcalde de Manises, Enrique Crespo. Esta entrada de divisas se realizó en agosto a una cuenta que Crespo en Bankia.

El alcalde de Manises aseguró anoche que esta operación se debía a la venta de un inmueble que vendió a un suizo y cobró con un cheque bancario.

El caso Emarsa, que investiga el saqueo de la depuradora de Valencia, liquidada con un agujero de 17 millones de euros, ha acumulado, además, una nueva denuncia de la fiscalía tras el informe de Hacienda. Esta cifra en cerca de 2,5 millones de euros el dinero defraudado por la sociedad a las arcas públicas por el IVA de los años 2006 a 2009. El informe sostiene que, mediante la interposición de empresas intermedias, se recibieron facturas "a precios muy superiores a los existentes en un mercado normal" y que estas, en algunos casos, soportaban "tipos de IVA muy superiores a los correspondientes a las operaciones facturadas". Además, refleja que no se han acreditado entregas de bienes o prestaciones de servicios facturados y que se presentaron otras facturas de gastos que "no tienen la consideración de fiscalmente deducibles".

El titular del Juzgado de Instrucción número 15 de Valencia, Vicente Ríos, dictó ayer un auto en el que relata el supuesto método del entramado societario para sostener el fraude. Por ello, amplía el caso hasta 28 personas (ocho más) y también los delitos: cuatro delitos contra la Hacienda Pública, delito contable y falsedad documental.

En el auto, el juez ordena que se proceda a la "averiguación exhaustiva" del patrimonio de todos los imputados, así como del patrimonio de las sociedades implicadas en el caso. Pero además, extiende esa investigación a "los familiares más allegados de los imputados (cónyuges, padre y hermanos) para averiguar si los efectos de los delitos han llegado a los mismos con el consiguiente enriquecimiento injusto a costa del patrimonio de los diferentes entes públicos perjudicados por estos hechos".

El juez destaca el patrimonio detectado a algunos de los imputados. En el caso de Sebastián García Martínez, el proveedor de productos informáticos de Emarsa que actuaba al mismo tiempo como jefe de informática de la sociedad pública, Hacienda informó de que disponía de un Porsche Cayenne, un Jaguar S Type, un Audi A5, un Mercedes B/SL y un Minicooper S Cabrio. Sin embargo, ninguno de "dichos vehículos figuran ya como titularidad del imputado", por lo que el instructor considera que existen "indicios suficientes" de que ha desviado los beneficios presuntamente ilícitos hacia terceras personas. El auto recoge como indicio que una empresa de García, Sofitec, hizo ventas a su esposa por importe de 10.718 euros en 2009.

Muchos pisos

El instructor también destaca el caso del exgerente de Emarsa y exalcalde pedáneo de Benimàmet (Valencia) Esteban Cuesta. La investigación patrimonial ha determinado que dispone de una casa y de tres plazas de garaje en Valencia. No obstante, en su declaración aseguró que tenía ingresos del alquiler de otro piso cuya propiedad comparte con su esposa. En las actuaciones judiciales figura otro piso más, en el centro de Valencia, como última vivienda conocida. Y finalmente, para recibir las notificaciones y como domicilio en un justificante médico que aportó a la causa figura un apartamento más.

Todo ese trasiego de pisos y el alto número de transferencias desde sus cuentas a otras distintas llevan al juez a sospechar que es "muy probable que todas esas salidas de dinero se hayan realizado en beneficio de algún familiar muy próximo al imputado, como pudiera ser su mujer, sus padres y sus hermanos". De hecho, prosigue el juez Ríos, "consta una transferencia de 8.001 euros a favor de su esposa y en una de sus declaraciones relató que había prestado dinero a su hermana Luisa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de enero de 2012