Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Fabra impone a su novia como vicepresidenta de la Diputación

El presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner, cedió ayer ante las presiones de su predecesor, Carlos Fabra, y nombró vicepresidenta cuarta de la institución a Esther Pallardó, compañera sentimental del aún presidente del PP en Castellón. Pallardó se embolsará 54.000 euros anuales por el cargo. Moliner no quería y tenía como candidato a uno de sus afines, pero al final prevaleció la voluntad de Carlos Fabra que, según quedó ayer demostrado, sigue mandando en la Diputación.

"Hubiera sido la guerra", manifestó un cargo próximo a Moliner para intentar excusar al presidente por no mantener su postura frente a Fabra. Y ganó el temor reverencial que aún suscita entre amigos y adversarios el presidente del aeropuerto y del PP en Castellón.

Moliner tenía ayer la oportunidad de "hacer limpia", en palabras de un diputado del PP, con la renuncia a su escaño en la Diputación del vicepresidente tercero, Vicent Aparici, afín a Fabra, por su ascenso al Senado. Moliner pretendía colocar en el puesto a su amigo y alcalde de Nules, Mario García. Sin embargo, Carlos Fabra no ha querido dejar escapar la oportunidad para que el puesto fuera para su novia y diputada por Burriana, Esther Pallardó. Además, Fabra temía que se rompiera el equilibrio de fuerzas en las vicepresidencias, ya que hasta ahora dos eran para personas de confianza de Moliner (Miguel Barrachina y Andrés Martínez), y las otras dos para seguidores de Fabra (Vicent Aparici y Francisco Martínez). Con la entrada de Pallardó se mantiene la proporción.

Amenaza

Otra circunstancia que ha influido, según fuentes del PP, es que Carlos Fabra amenazaba con presentarse en junio al congreso para repetir en la dirección provincial del partido o con aupar a uno de sus seguidores si no eran atendidas sus exigencias, en contra de Alberto Fabra, que quiere a su delfín Moliner en el puesto.

Moliner dijo ayer estar "satisfecho" porque Pallardó se convierte "en la primera" vicepresidenta "de la historia" de la institución. El escaño de Aparici lo asumirá como diputado raso José Luis Jarque.

La novia de Carlos Fabra cobrará 4.500 euros por 12 pagas. En total percibirá 54.000 euros. Fabra gana 90.000 anuales como secretario general de la Cámara de Comercio. Conserva la presidencia provincial del PP y la del aeropuerto, y será juzgado en unos meses por cohecho, tráfico de influencias y fraude fiscal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de diciembre de 2011