Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Silva se aleja de Vigo al ser elegida para la Mesa del Congreso

El Grupo Socialista en el Congreso proporcionó ayer un balón de oxígeno al secretario general del PSdeG, Pachi Vázquez, al nombrar a la concejal de Vigo Carmela Silva para formar parte de la Mesa de la Cámara baja. La dificultad técnica para combinar esta responsabilidad con la de edil puede solucionar el conflicto provocado por el régimen interno de incompatibilidades, que impide a los socialistas acumular más de un cargo de elección directa. En la ejecutiva gallega se espera que Silva presente en breve su renuncia al Ayuntamiento.

La dimisión como edil de Carmela Silva, mano derecha del regidor de Vigo, Abel Caballero, resolvería el caso de indisciplina que hubiese provocado de insistir en combinar la política municipal con el acta de diputada. Silva, que es teniente de alcalde y diputada electa como cabeza de lista del PSOE por Pontevedra, ocupará una secretaría en la Mesa del Congreso, y se convierte así en la única gallega con asiento en los órganos de gobierno de las Cortes Generales, que se constituyen hoy. Ocupará uno de los tres puestos en la Mesa de la Cámara baja que corresponde a los socialistas, frente a los cinco del PP y uno de CiU.

El secretario de Organización del PSdeG, Pablo García, se remitió ayer al acuerdo de la Comisión Federal de Listas para insistir en que Silva deberá optar por uno de sus cargos. "No contemplo nada que no sea que ese tema quedó resuelto", incidió. García hizo estas declaraciones después de la reunión de la permanente de la ejecutiva del PSdeG, en la que se acordó que el congreso gallego, en el que Vázquez se someterá a la reelección, se celebre a mediados de marzo.

Aunque la fecha no se cerrará hasta el comité nacional del sábado, la decisión de aplazar el proceso de elección de delegados hasta después del congreso federal, que se reunirá el primer fin de semana de febrero, aproxima los calendarios que manejan Vázquez y el sector crítico con su gestión. Las diferencias se reducen a apenas dos semanas, por lo que las fechas no fueron ayer motivo especial de discusión.

Relevo de Vázquez

Pese a todo, Pablo García apenas ocultó su malestar con las declaraciones realizadas a este periódico por el secretario provincial del PSdeG de Pontevedra, Modesto Pose, en las que abogó por relevar a Vázquez en el Congreso y apeló a los malos resultados obtenidos por el partido en Galicia. "A todos nos preocupa la situación del partido en muchos sitios, también en Pontevedra, una provincia donde solo tenemos 8 de 62 alcaldías, seis diputados provinciales de 27 y tres concejales de 25 en la capital", afirmó el secretario de Organización, aunque sin citar a Pose.

García eludió el debate sobre la existencia de alternativas a Vázquez. Si las hay, afirmó, "lo que hay que hacer es presentarlas y punto". El número dos socialista animó a los críticos a fraguar esa opción. "Ahí tienen que estar, y no en debilitar mientras tanto al partido", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de diciembre de 2011