Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blanco y Feijóo aparcan sus diferencias en la apertura del AVE gallego

Galicia estrenó ayer su primera línea de AVE. Ourense, Santiago y A Coruña están ahora unidas por trenes Avant de alta velocidad regional, que ofertarán 2.800 plazas semanales a través de una línea ferroviaria de 150 kilómetros. La inauguración de esta infraestructura, que ha costado 3.300 millones de euros y que inició su tramitación con Francisco Álvarez-Cascos como ministro de Fomento, sirvió para calmar la polémica de los últimos días, tras la petición del PP al Gobierno en funciones de que no adjudique más tramos del AVE gallego.

En esta ocasión, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el ministro de Fomento en funciones, José Blanco, coincidieron en revindicar la importancia del proyecto. En su discurso, Blanco aseguró que confía en que el nuevo Gobierno del PP cumpla su palabra. Para el aún titular de Fomento, es "un proyecto de Estado que debe trascender al color político de los Gobiernos". El de ayer fue el último acto de Blanco como ministro. Los invitados lo tuvieron en cuenta: fue ovacionado notablemente al final de su discurso. Los alcaldes de las tres ciudades por las que pasa la nueva línea agradecieron a José Blanco su implicación con esta infraestructura. Feijóo valoró la "realidad incontestable" que supone la nueva línea, y recordó la "imprescindible" obligación de prolongarla para convertirla en la conexión con el centro de la península. La inauguración de ayer es "la guinda del pastel", pero ahora "falta dar forma al resto de la tarta", afirmó.

Nuevas vías

El nuevo servicio utiliza el trazado del AVE construido entre Ourense y Santiago y el remozado entre la capital gallega y A Coruña. Casi la mitad de las nuevas vías construidas son túneles o viaductos. Por rematar queda la conexión entre Ourense y la provincia de Zamora. Aún quedan por adjudicar 870 millones de euros así como otros 1.400 por licitar.

Los tiempos de viaje se verán reducidos considerablemente. Entre Ourense y A Coruña durará una hora y ocho minutos. Entre Santiago y Ourense, el tiempo de viaje será de 38 minutos, en lugar de los 94 actuales, y entre A Coruña y Santiago pasará de 35 a 28 minutos. El precio del billete sencillo de ida es de 22,50 euros entre A Coruña y Ourense, de 13,50 entre Ourense y Santiago y de 10,5 entre A Coruña y Santiago.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de diciembre de 2011