Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otro imputado en Brugal se niega a hablar ante el juez

El consejero de la empresa de recogida de basuras Inusa, José Candel, se acogió ayer a su derecho a no declarar ante el juez de Orihuela que investiga la rama del caso Brugal sobre las posibles ilegalidades en la adjudicación del plan de residuos de la comarca de La Vega Baja.

Inusa, que recoge los residuos de la ciudad de Alicante, es una empresa participada por el constructor Enrique Ortiz, otro de los imputados en esta y otras ramas de Brugal, mientras que a Candel el juez le atribuye los supuestos delitos de cohecho, tráfico de influencias y fraude.

Candel es el penúltimo imputado en comparecer en la actual ronda de declaraciones dentro de esta pieza separada del caso Brugal, ya que solo queda Ángel Luis Bracho, cuya declaración fue aplazada el pasado 30 de noviembre hasta el próximo día 16. En la actual ronda han pasado por el juzgado el expresidente de la Diputación y actual responsable del puerto de Alicante, José Joaquín Ripoll; los industriales Ángel Fenoll y su hijo, Antonio Ángel, y el supuesto intermediario de la trama, Rafael Gregori.

Al igual que Candel, todos ellos rechazaron declarar a la espera de que se sustancien los recursos planteados ante la sección séptima de la Audiencia Provincial por la posible nulidad de las escuchas policiales que dieron pie a la investigación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de diciembre de 2011