Xúquer Viu se opone a un nuevo trazado del trasvase Júcar-Vinalopó

Planta cara a la intención del 'lobby' alicantino de lograr una segunda toma

"Ni en Antella ni en Cortes de Pallás: Xúquer Viu se opondrá a cualquier intento de proyectar un nuevo trasvase del Júcar al Vinalopó" más allá del ya existente desde el azud de la Marquesa, en el término de Cullera. Con esta contundencia se expresaron ayer los miembros de la asociación de la Ribera reunidos en la asamblea anual celebrada en Sueca. El colectivo responde así a las pretensiones de habilitar una segunda toma de agua en el río con destino a las comarcas del sur por parte de lo que denominan lobby alicantino. Anunciaron que mostrarán su "oposición frontal" a través de la negociación, movilizaciones, desde las instituciones y en el terreno judicial, aseguraron.

"Somos conscientes de que los valores ambientales y ecológicos van a pasar a un segundo plano tras el nuevo escenario político salido de las pasadas elecciones", afirmó el portavoz del colectivo, Paco Sanz. "Mantenemos el discurso de la defensa del río y nos reafirmamos en la necesidad de una nueva cultura del agua que racionalice su uso sostenible", añadió.

El colectivo asegura que se movilizará por todas las vías a su alcance

Xúquer Viu anunció que van a mantener la unidad de todos los sectores a los que afecta el Júcar, "más allá de las ideologías políticas". Sanz avanzó que van a ponerse en contacto con el PP de la comarca "porque pensamos que han de estar de acuerdo, y la propuesta alicantina, y de Federico Trillo, de llevar a cabo un segundo trasvase resulta incómoda para muchos de sus militantes". La asociación seguirá reivindicando el uso ciudadano del río más allá de los regantes y las eléctricas, "de quienes quieren nadar, pescar o pasear", dijo el portavoz. "Sin un río vivo, sin agua, o con ésta contaminada, los usos productivos de la comarca también van a verse afectados de manera negativa", aseguró.

En la asamblea también se reivindicó la necesidad de que sea negociado, y aprobado, el nuevo plan hidrológico de la cuenca del Júcar, que debería estar finalizado en diciembre de 2009. "La Unión Europea ha abierto un procedimiento sancionador al reino de España por el incumplimiento de los plazos marcados por la Directiva Marco del Agua (DMA) europea", manifestó Sanz. El nuevo plan de usos del río deberá cumplir la DMA, estableciendo un caudal ecológico y deteniendo la sobreexplotación del acuífero de La Mancha Oriental", dijo.

En la asamblea se dieron cita un centenar de socios, representantes institucionales, alcaldes de la zona, responsables de partidos políticos, regantes y otros colectivos. También participó José-Pascual Fortea, presidente de la Comunidad de Regantes de Sueca y portavoz de la Unión Sindical de Usuarios del Júcar. Joan Baldoví (Compromís-Equo), diputado recientemente elegido para las Cortes Generales se comprometió a trasladar a la cámara los postulados de Xúquer Viu.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 04 de diciembre de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50