Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos cuatro independentistas que preparaban atentados

La Comisaría General de Información de la Policía detuvo ayer a cuatro personas supuestamente relacionadas con la órbita de Resistencia Galega, un grupo violento escasemente numeroso que atentó en septiembre contra la casa de Manuel Fraga en su pueblo natal de Villalba, un ataque de madrugada con un artefacto explosivo que no causó víctimas, solo daños materiales. En el momento de la captura, dos de los detenidos portaban sendos artefactos listos para hacer explosión a falta de un temporizador, según la información policial.

Las mismas fuentes sostienen que los detenidos pueden ser autores de atentados recientes contra bancos y otras instituciones. En el momento de su detención, afirman, pretendían actuar contra intereses de la Xunta. Las primeras averiguaciones los vinculan con Resistencia Galega.Resistencia Galega es un conjunto de independentistas ue actúan bajo ese nombre desde el verano de 2005 y han protagonizado actos violentos. Durante los últimos meses sus atentados han crecido en peligrosidad. El verano pasado colocaron una bomba potente en la sede del PP de Ordes. Tampoco hubo víctimas ni heridos. Hicieron estallar el artefacto de madrugada, en torno a las cinco, y no había nadie en el local, pero la detonación reventó los cristales de los edificios del entorno.

La operación contra los independentistas, que permanece abierta, está dirigida por la Audiencia Nacional. Aunque en un principio se habló de dos detenciones, ambas en Vigo, varias organizaciones independentistas elevaron la cifra a tres, al contabilizar otro arresto en Padrón. En concreto, la Organizaçom para a Liberaçom Nacional (OLN) señaló que los arrestados son Eduardo Vigo, Jéssica Rodriguez y Roberto Fialhega, conocido como Teto, vinculados a diversas organizaciones del entorno independentista. Finalmente, se confirmó la existencia de una cuarta detenida.

Oficinas bancarias

En estos cinco años de actividad, Resistencia Galega no ha causado ninguna muerte, aunque fuentes judiciales le atribuyen un grave atentado con carta bomba en A Coruña contra un exmiembro de una organización independentista juvenil AMI, a la que se considera vivero de Resistencia Galega. El joven sufrió daños en las manos, en los tímpanos, en las manos y también quemaduras. Aparte de este atentado cuya autoría nunca se llegó a confirmar, las acciones del grupo terrorista se han centrado en sedes locales de PP y PSOE, en oficinas bancarias y en maquinaria de obras públicas.

Otro atentado notorio del grupo fue la bomba que pusieron en la sede de Caixa Galicia en julio de 2005. La explosión se produjo durante el día en la entrada de la oficina y causó daños materiales importantes. Los dos autores fueron detenidos inmediatamente, a poca distancia del lugar del atentado. Ambos fueron juzgados por la Audiencia Nacional y encarcelados.

Efectivos policiales mantuvieron vigilados durante todo el día centros sociales utilizados habitualmente por personas de la órbita independentista y que están ubicados en Santiago y en Vigo e impiden el acceso a estas dependencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de diciembre de 2011