Borrell carga contra Bono por dudar de que Chacón pueda liderar el PSOE

"Al oírle me dan ganas de presentarme", dice el exministro con ironía

José Borrell terció ayer en la polémica sobre la idoneidad de los aspirantes a liderar el PSOE y calificó de "muy desafortunadas" las críticas de José Bono hacia Carme Chacón por considerar que su militancia en el PSC la inhabilita como candidata a secretaria general de los socialistas españoles. "Esas palabras están fuera de lugar. Tanto, que me dan ganas de presentarme", afirmó Borrell con ironía. "Decir lo que ha dicho Bono es ignorar la relación jurídica que hay entre el PSC y el PSOE", añadió.

Borrell recordó que él se presentó a unas primarias en el PSOE en 1998 siendo socialista catalán, en las que se impuso a Joaquín Almunia. Por ello, se preguntó que si pudo hacerlo él por qué no puede suceder lo mismo con la ministra de Defensa en funciones.

"No creo que eso sea lo que piensen los militantes socialistas", añadió Borrell, para quien negar ese derecho a Chacón es una actitud "creadora de separatismo", añadió Borrell. En otro momento de un encuentro con periodistas también calificó de "desagradable" la sugerencia de Bono de que el futuro líder del PSOE debería poder gritar ¡Viva España! "A nadie se le escapa lo que hay de subliminal en esa expresión". Con todo, el exministro socialista se negó a equiparar las críticas de Bono con las de Alfonso Guerra, quien ayer insistió en que no puede dirigir el PSOE quien afirme que el PSC es un partido distinto.

De izquierda a derecha, José Borrell, Andreu Missé, Antoni Franco y el editor Javier Barbero.
De izquierda a derecha, José Borrell, Andreu Missé, Antoni Franco y el editor Javier Barbero.CARLES RIBAS

La crisis del euro explicada a la gente

"Una cópula incestuosa entre un periodista y un catedrático universitario". Así definió ayer José Borrell el libro La crisis del euro. De Atenas a Madrid, que ha escrito con Andreu Missé, corresponsal de EL PAÍS en Bruselas, y en el que ambos dialogan sobre la situación política y económica que está viviendo Europa. Más de un año de entrevistas se volcaron en 300 páginas que la editorial Turpial exigió reducir a 170. Y por dos veces los autores retiraron la obra de la imprenta para retocarlo ante la precipitación de la crisis, hasta que se decidieron a tirarlo adelante, según recordaron anoche en la librería Excellence.

"Es un libro comprometido, con ideología", resaltó el periodista Antonio Franco en la presentación, lo que después corroboraron sus autores cuando el público mostró su indignación por los efectos de la crisis. "Un sentimiento de injusticia recorre Europa porque los ajustes afectan principalmente a las clases populares", dijo Borrell, mientras Missé reivindicaba "más democracia" como medicina a estos males.

Con frases cortas y muy inteligible, el libro es una reflexión divulgativa sobre lo ocurrido en los últimos meses y apunta algún pronóstico. "Vamos hacia una recesión económica con años de paro", dijo Borrell.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS