El PSOE pone en marcha el proceso para proclamar a Griñán candidato

"No tenemos tiempo que perder, ni desierto que atravesar", dice la ejecutiva

Desde el mismo día en que se celebraron las elecciones generales del 20-N, es decir, hace tan solo nueve días, los socialistas andaluces están ya en otra campaña electoral, la de las andaluzas del mes de marzo. Sin apenas tiempo de transición y con pocas ganas de mirar hacia atrás por unos resultados electorales muy malos para este partido, la dirección regional del PSOE ha puesto en marcha el proceso para la nominación de su candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía.

La ejecutiva del PSOE quiere dejar despejada antes de las vacaciones de Navidad la proclamación de José Antonio Griñán como cabeza de cartel electoral, una elección que se producirá antes del debate de investidura de Mariano Rajoy. Será el próximo día 17 de diciembre en un comité director, un trámite que pretenda sirva de pistoletazo inicial de la campaña, aunque las fiestas navideñas van a frenar algo el ímpetu electoral no solo de este partido, sino también del resto de las organizaciones políticas.

Griñán: "El gran problema de Rubalcaba es que no hubo primarias"

Los socialistas andaluces han convocado mañana a su máximo órgano de decisión entre congresos para analizar los resultados electorales y también para iniciar el proceso interno de proclamación del candidato. Según los estatutos de este partido, es necesario que transcurran 15 días desde que se abre hasta que se cierra el procedimiento. La elección del aspirante por el método de primarias es una vía cerrada porque no está contemplada en las instituciones que gobiernan. Únicamente en el caso de que la mitad más uno del comité director las reclamase podría celebrarse primarias. Y desde luego esta circunstancia no se da en el PSOE andaluz. La unidad en torno a Griñán se ha impuesto en el PSOE porque lo que se juegan los socialistas andaluces es mucho en las elecciones de marzo. Y no solo los andaluces, sino todo el PSOE en su conjunto. Cuando en 1996, los socialistas perdieron el Gobierno de España, pero ganaron en Andalucía, el PSOE andaluz puso en marcha una estrategia para recuperar terreno en el resto de Estado. Sin el gobierno de Andalucía, la reedición de esta misión se antoja muy difícil.

La elección de Griñán como candidato estaba prevista que se celebrara en octubre, pero el adelanto de las comicios generales aconsejó a la dirección regional separarla para esquivar coincidencias con otros procedimientos. "No tenemos tiempo que perder ni desierto que atravesar", dijo ayer la secretaria de Organización, Susana Díaz, poniendo el énfasis en que el PSOE andaluz es "el referente de la izquierda".

Curiosamente el mismo día en que la dirección regional anunciaba el inicio del calendario para la proclamación de Griñán, sin primarias, este aseguró en la SER: "El gran problema del liderazgo de Alfredo Pérez Rubalcaba es que no hicimos las primarias. Creo que fue un error ir a las urnas sin una victoria. Una victoria en las elecciones primarias le hubiera fortalecido. Rubalcaba es un líder con una capacidad demostrada".

Cuando Griñán sustituyó a Manuel Chaves al frente de la Junta, en 2009, tampoco hubo elecciones internas. No solo nadie las pidió sino que no hubo ningún dirigente que preguntase en cl comité director el por qué del cambio.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS