La crisis del euro

Japón teme un contagio global si crece la presión sobre España e Italia

Agencias

La crisis de deuda que se vive en Europa preocupa en Japón por el miedo a que se extienda a más países. La situación de los últimos días en los que las primas de riesgo de España e Italia se dispararon hicieron que el ministro de Finanzas, Jun Azumi, pidiera ayer a Alemania que tome la iniciativa para paliar la crisis de la eurozona. Azumi considera que la actuación de Berlín es necesaria para evitar un posible contagio de la presión que están viviendo estos dos países a otros de su entorno.

"Estamos vigilando cautelosamente la situación. Es un caso diferente del de Grecia. Si el problema afecta a Italia y España, entonces la escalada (de la crisis) sería mucho mayor", explicó Azumi en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo.

Las palabras de Azumi se producen después de que el miércoles España tuviera que pagar un interés del 7,088% para colocar 3.562 millones de euros en bonos a 10 años, lo que significó pagar el tipo de interés más alto desde 1997.

Evitar el contagio de la situación que viven España e Italia a otros países es para Azumi una cuestión cada vez más "urgente". "Alemania debe esforzarse especialmente para cimentar un mecanismo regional que ataje la crisis y apacigüe la volatilidad de los mercados", añadió. "Es importante para Alemania jugar un papel central en la creación de un sistema de financiación sólido que pueda ser considerado como un cortafuegos", remarcó el titular de Finanzas.

Ante las preguntas de si el G-7 se reunirá antes de que acabe el año, Azumi ha asegurado que es una posibilidad. "Es cierto que ha habido conversaciones sobre la celebración de una reunión del G-7 desde la cumbre del G-20 en Cannes (Francia), pero todavía no es seguro que esto vaya a ocurrir", dijo el titular de finanzas japonés.

Los rumores sobre la celebración de una nueva cumbre entre las principales economías del mundo se ha disparado desde que la semana pasada una fuente surcoreana apuntara que los ministros de Finanzas planean reunirse el próximo mes para decidir sobre un aumento del capital del Fondo Monetario Internacional (FMI). No obstante, fuentes del G-20 han descartado esta opción, indicando que no se celebrarán más reuniones hasta que los líderes europeos no hagan avances significativos en la solución a la crisis del euro. Si bien han apuntado que los líderes del G-20 siguen con preocupación la situación en Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de noviembre de 2011.

Lo más visto en...

Top 50