Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Los mecenas se buscan en Internet

El grupo Os Cempés encuentra en la Red financiación colectiva para su nuevo disco

Los mecenas del siglo XXI se refugian en Internet. Y en la Red encontró el grupo Os Cempés a más de 190 personas que apuestan, también económicamente, porque el reencuentro de este grupo de Ferrol el pasado verano se prolongue con la grabación de un nuevo disco. La insistencia de los organizadores del Festival folk da fin do Camiño los obligó, tres años después, a reconformar el grupo con nuevos miembros y, ya puestos, a preparar un nuevo trabajo discográfico. "Ninguno teníamos dinero y lo que se hace de ahorrar dinero de los conciertos tampoco podíamos porque hicimos dos este año. Tampoco contemplábamos pedir dinero a un banco o a la familia", explica Óscar Fernández, que hace sonar la zanfoña y al acordeón desde la primera formación, en 1992.

Aportar 1.200 euros da derecho a un concierto en casa y 8 kilos de percebes

En pocos días recaudaron 5.500 euros necesarios para la grabación

Querían evitar "lo que pasa siempre", que los técnicos y profesionales que colaboran en la grabación esperan un año, "hasta que se vendan los discos o se paguen los conciertos", para cobrar su trabajo y un compañero les comentó la posibilidad del crowfunding, un sistema de financiación colectiva, basada en el mecenazgo, que aún no se utiliza mucho en España. En la web catalana Verkami expusieron su proyecto: grabar un disco con 5.500 euros de presupuesto mínimo, "ajustado al máximo para no asustar a la gente", y en el que se incluye ya el 5% de comisión que se lleva la página. Y la respuesta de los mecenas fue "increíble". "El primer fin de semana era un sobresalto cada media hora. No podía estar cerca del ordenador porque me abrumaba. En el correo electrónico solo aparecían mails de confirmación de donaciones", cuenta Fernández. En unos días, el objetivo ya estaba conseguido y todo el dinero que recauden a partir de ese mínimo servirá para implementar la grabación y sustituir los bocadillos fríos por la comida caliente. "Había muy poco dinero asignado para manutención. Ahora aumentará la calidad del disco y también la de nuestras vidas", ríe.

En cuanto los promotores de Verkami -un padre de Mataró junto a sus dos hijos- le dan la aprobación al proyecto, la iniciativa ya se puede colgar en la Red. Las reglas son fáciles: hay un máximo de 40 días para recaudar el dinero y el pago solo se carga en las cuentas de los mecenas si se alcanza el objetivo económico. Para apoyar la grabación del disco de Os Cempés, las aportaciones van desde los cinco a los 1.200 euros. Y las recompensas para los mecenas, evidentemente, son diferentes. Desde aparecer en los créditos, a lo que da derecho la contribución mínima, a un sinfín de obsequios por la máxima. Os Cempés prometen 30 cedés firmados, acceso a la versión en mp3 antes de que se publique el disco, aparecer en los créditos, 30 invitaciones para el concierto de presentación, una fiesta con actuación a domicilio para 40 personas que podrán participar en un videoclip del grupo y disfrutar de los ocho kilos de percebes que la voz de Os Cempés, Serxio Cés, promete capturar y cocinar. "Se merecen más de lo que prometimos, pero había que hacer una lista muy concreta de cosas para cumplirlas". Las donaciones de 1.200 euros están pensadas precisamente para que los mecenas se organicen en grupos de 30 personas y disfruten todos juntos de las recompensas. "Van a ser unas fiestas con una carga positiva impresionante, con la gente que nos apoyó y la música. Son con aforo limitado porque Cés calcula que en una fiesta con percebes tienen que tocar a 250 gramos por persona", explica Fernández. Por ahora, tendrán que preparar al menos dos fiestas.

A la espera de ver finalmente a cuanto ascienden las aportaciones de los mecenas, el grupo prepara el repertorio que conformará su próximo disco. El arranque de la grabación está previsto para comienzos de enero. "La del grupo, porque a finales de mes llegarán los colaboradores. Tenemos muchísimos, 20 o 25", puntualiza. Entre ellos estarán muchos alumnos y exalumnos de las aulas de la Escola Livre da Música Popular Galega, donde Fernández da clase de zanfoña. "Hicimos un repertorio en el que se incluyen muchas de las piezas que uso en las clases", explica. El CD será "muy divertido, porque es de Os Cempés, y muy bailable" y en él, la juventud estará muy presente: "Son aventuras que le pasan a los jóvenes, en las temáticas, en las canciones y también interpretando". Con las nuevas incorporaciones el sonido también cambia, ahora suenan más acústicos gracias al bouzouki, el saxo y el clarinete que sustituyen al "trío de rock" que formaban los miembros de la penúltima formación. Habrá sitio también para la tradición: reinterpretarán piezas del siglo XIX como el Pasodobre Lugo-Ferrol, un tema de banda compuesta por un músico militar, o una pieza grabada por músicos de Aires da Terra, "una de las primeras grabaciones de zanfoña".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de noviembre de 2011