Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

13 retratos de Janite Lafuente de figuras del rock en Pontevedra

El fotógrafo santiagués resume su periplo por los conciertos

El lugar de honor es para Leonard Cohen, tocado elegantemente con borsalino, una pose de los últimos tiempos del canadiense que ya es un clásico en la iconografía del autor de Take this Waltz. Ella es otra historia de belleza nada convencional. Por eso el fotógrafo Janite Lafuente (Santiago de Compostela, 1980) enseña a Patti Smith soltando un escupitajo en el escenario del parque de Castrelos de Vigo, durante su concierto en julio de 2010.

Las instantáneas forman parte de un conjunto de 13 retratos que cuelgan de las paredes de la sala Pequeño Karma, ubicada en la zona vieja de Pontevedra y que estrena nueva decoración de la mano de este santiagués establecido en Vigo desde 2006. Entonces ya llevaba 10 años cámara en ristre, después de formarse académicamente en fotografía en su ciudad natal y en ilustración en Ourense. La efervescencia musical viguesa y el auge de los conciertos en las salas le atrajeron de inmediato y pronto su presencia en las noches de rock and roll y jazz se hizo imprescindible. En paralelo, comenzaron a llegar los encargos de publicaciones musicales de prestigio y los contratos para cubrir festivales como el FIB.

"Lo atrayente de la música es no tener que hacerles posar", afirma el autor

La selección que ahora muestra al público resume esas idas y venidas, de las salas de toda Galicia a festivales como Cultura Quente, Vigo Transforma y Paredes de Coura, en compañía de Iggy Pop, Sex Pistols y Johnny Winter, entre otras glorias. La música se convirtió para el fotógrafo en un modo de vida, pero no es el único. Ni todos los backstages que ha pisado ni los escenarios en los que se camufla como puede entre los músicos han cambiado su percepción de su propio trabajo. "No me interesa que la gente ponga cara de foto y, sin embargo, lo que más me gusta hacer es retratos de personas. Lo atrayente de la música es no tener que hacerles posar. Lo que pasa después es impredecible. Yo no escojo el momento, me influye todo lo que veo y oigo, quizá sean ellos mismos quienes lo hacen. Los acontecimientos suceden, eso es lo que me activa", afirma.

Ya ha hecho portadas de discos para Eladio y los Seres Queridos, The Homens, The Blows y Xoel López, entre otros artistas. "En cuanto a los directos, esta ciudad ya vivió tiempos mejores y, por otra parte, la fotografía digital también es una revolución para los profesionales, a quienes se nos exige un estilo callejero, como sacado del móvil, pero con técnica. Por eso, de lo que más orgulloso estoy es de seguir siendo fotógrafo", señala.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de noviembre de 2011