_
_
_
_
_
ELECCIONES 2011 | Los actos en Andalucía

Guerra matiza que solo apuntó una "relación judicial" entre Alaya y Zoido

El PP aprovecha la polémica para meter el caso de los ERE en campaña

La caja de las declaraciones enigmáticas es como la de Pandora, una vez que se abre a las interpretaciones, los truenos empiezan a explotar en cadena y nunca se sabe quién se va a achicharrar. El cabeza de lista del PSOE en Sevilla, Alfonso Guerra, comentó el miércoles en un coloquio que la juez del caso de los ERE, Mercedes Alaya, acompasa sus actuaciones a la campaña electoral y que "tiene una relación personal, incluso fuerte" con el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido. "Eran compañeros y algún expediente en común parece que tuvieron y alguna cuestión curiosa, dicen".

La comisión permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) leyó en estas palabras "insinuaciones claramente vejatorias por la condición de mujer" de Alaya y censuró a Guerra, al considerar que "no resulta de recibo" invadir la "esfera personal mediante descalificaciones". En una entrevista en Radio Betis, Guerra replicó ayer: "No sé qué tienen los señores de la comisión permanente del CGPJ dentro de su cerebro, que interpretan otro tipo de relación porque hablan de vejación de la condición de la mujer". Según el vicepresidente del Gobierno, él se refirió a una "relación" en materia judicial porque, según tiene entendido, "compartieron un expediente judicial concreto" que afectaba a la juez cuando Zoido, actualmente magistrado en excedencia, era juez decano de Sevilla.

Arenas dice que Griñán es "la mano que mece la cuna" de los ERE
Micaela Navarro censura las palabras del exvicepresidente
Más información
Guerra: "No sé qué tienen en el CGPJ en su cerebro"

Alfonso Guerra insistió en el espacio radiofónico que él habló de relación porque compartieron un expediente judicial concreto. Y se dirigió figuradamente a los miembros de la comisión permanente de CGPJ: "¿De qué está usted hablando?, si yo estaba hablando de compartir un expediente. ¿Usted de qué está hablando de compartir?".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El socialista se apoyó en los vocales del órgano de gobierno de los jueces que han discrepado de la nota que envió la comisión permanente, cuando la juez ni siquiera había solicitado amparo. Fuentes judiciales afirmaron que con nota el CGPJ había ido mucho más allá de lo dicho por Guerra, adentrándose en "una interpretación de índole sentimental cuando caben muchas interpretaciones, como la que de hayan formado una sala juntos".

Mientras que la mayoría de los socialistas no han querido entrar a descifrar el contenido de las declaraciones sobre la relación de Alaya y Zoido -sí han apoyado que es un hecho la coincidencia de la campaña con las actuaciones de la juez-, la consejera de Igualdad, Micaela Navarro, rechazó lo dicho por su compañero de filas. "No estoy de acuerdo en absoluto con este tipo de manifestaciones. Yo no estaba presente en el momento en que lo dijo y no sé si fue un lapsus o no, pero no comparto esa expresión porque, para mí, las cosas están bien o mal en función de qué se ha dicho, no de quien lo diga y, con mi respeto a cómo lo dijera, lo que se ha traducido no lo comparto", dijo.

La oposición, fundamentalmente el PP, aprovechó el segundo día de polémica para remover el caso de los ERE, como ocurrió en la campaña de las municipales de mayo pasado, y atacar a la Junta y su presidente, José Antonio Griñán. El rival directo de Guerra, el cabeza de lista del PP por Sevilla, Cristóbal Montoro, atribuyó a este el mero afán de tapar con retruécanos las investigación de los ERE y a los miembros de su partido que están implicados en el caso.

Javier Arenas, el líder del PP, siguió con la línea de responsabilizar a José Antonio Griñán de todo y recurrió al título de una película de suspense de los años noventa. "Es la mano que mece la cuna del caso de los ERE y el acoso a la juez que está instruyendo este asunto y buscando la verdad".

En un acto en Huelva, Arenas sostuvo que Griñán y Manuel Chaves. "Saben que son la X de los ERE, ellos tienen tanto miedo y tanto pánico que acosan todos los días a la juez de los ERE porque saben cuánto han despilfarrado y qué fraude ha supuesto el asunto", dijo. Su teoría es que para el Gobierno andaluz tiene que ser difícil hacer una campaña "sabiendo que uno se ha gastado en los amigos del poder el dinero de los parados de Andalucía, por eso dice Griñán que no habla de esos asuntos".

También terció Antonio Sanz, secretario general del PP andaluz, quien acusó a los socialistas de "amenazar" a los jueces. "El PSOE no tiene un problema con un determinado juzgado, sino con el hecho de que la mancha de corrupción se extienda, de ahí que no le extrañe que el nerviosismo de estos dirigentes socialistas les lleve a amenazar a los jueces".

Diego Valderas, coordinador de IU, coincidió con Montoro en que Guerra habla de la juez Alaya para "tapar" esta cuestiones, aunque en este caso lo que, según Valderas, Guerra pretende ocultar es el desempleo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_