Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2011 | Los mítines

Los populares se enredan con las pensiones

Sáenz de Santamaría afirma como novedad que la congelación terminará en enero, pero es lo que marca la ley

En campaña electoral todo se aprovecha. Se estudian las debilidades del contrario y las fortalezas propias y se explotan ambas al máximo durante la campaña.

Eso hace Marino Rajoy cuando insiste en el paro y ayer lo hizo a propósito de las pensiones, sabedor de que gran parte del malestar ciudadano con el Gobierno de Zapatero se debe a que congeló estas prestaciones hace un año. Rajoy siempre se opuso a esta medida y en cada acto de campaña reitera su crítica y su intención de revalorizar las pensiones. Nunca explica más, pero es muy celebrado el compromiso entre los entregados asistentes, proclives al aplauso y al agitar de banderas.

En el debate del lunes, Rajoy intentó colocar dos veces el mensaje de que se revalorizarán las pensiones según la ley, en contra de lo que hizo el Gobierno de Zapatero. Incluyó un compromiso genérico, pero no precisó más. Hace varias semanas, Rajoy fue preguntado sobre si descongelaría las pensiones y recuperaría el sueldo de los funcionarios, y respondió con su famoso "depende". Es decir, que todo depende de las cuentas públicas que encuentre.

Abrió ayer el fuego la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, en TVE a primera hora, y lo cerró el propio Rajoy en un mitin por la noche en Palma de Mallorca. Sáenz de Santamaría, probable vicepresidenta de un Gobierno de Rajoy, anunció que si su partido gana el 20-N, actualizará los sueldos de los pensionistas a partir del 1 enero de 2012. Y durante todo el día circuló como oferta electoral del PP, como sobrentendido de que, una vez que tome posesión, en diciembre, se derogará esa congelación y se revalorizarían automáticamente según el IPC, en cumplimiento de un compromiso electoral de Rajoy. Sin embargo, la congelación termina el 1 de enero de 2012 y según la ley de 1998 automáticamente pasarán a revalorizarse según el IPC. Es decir, la medida extraordinaria termina en todo caso en esa fecha, salvo que el PP quisiera prorrogarla, pero no hace falta ninguna intervención para derogarla.

Sáenz de Santamaría explicó que el coste de la medida será de 1400 millones.

Horas después, Rajoy lo liaba más en una entrevista en Antena 3: "En el próximo Presupuesto que hagamos no habrá una congelación de las pensiones. Eso fue una de las razones fundamentales por las que nosotros hicimos una dura crítica al Gobierno, porque han congelado las pensiones para ahorrar 1.400 y pico millones de euros y solo el Plan E, aquel de las aceras de los Ayuntamientos, supuso un costo de 18.500 millones de euros".

Pero Rajoy solo podrá hacer un Presupuesto completo en octubre para 2013. Sí gana las elecciones, sí tendrá que hacer un decreto de prórroga de las cuentas de 2010, en las que, si quiere, puede establecer las subidas de las pensiones, pero teniendo en cuenta que la congelación acaba en todo caso el 1 de enero. Sí debe fijar otras referencias como los valores catastrales o el sueldo de los funcionarios. Sobre este último punto, Rajoy mantiene silencio y se niega a desvelar qué hará con el salario de los funcionarios. "Yo creo que a los funcionarios, desde luego, no les voy a hacer una rebaja del 5% como le ha hecho el Gobierno, pero yo, en este momento, tengo que ver cuál es la situación exacta de las cuentas públicas", dijo en Antena 3. O sea, depende.

El HOMBRE QUE NUNCA ESTUVO ALLÍ

- Rajoy: "La campaña de mis adversarios consiste en hablar de mí y no muy bien. Deberían explicarnos qué hicieron, porque hay uno por ahí que es 'el hombre que nunca estuvo aquí".

- José Ramón Bauzá: "Un debate que Rubalcaba quiso convertir en una insidiosa entrevista"

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de noviembre de 2011

Más información