Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Desestimada la demanda de Tutumlu contra Laporta

El expresidente del Barça dice que sigue la lucha contra los "indecentes"

La juez ha desestimado la demanda interpuesta por Bayram Tutumlu, agente FIFA y representante de jugadores, contra Joan Laporta, expresidente del FC Barcelona. Tutumlu reclamaba al abogado y político 2,5 millones de euros como comisión por las operaciones que el club azulgrana y algunos jugadores cerraron en Uzbekistán. La cifra supone alrededor del 10% de tales negocios.

"La verdad ha ganado. Los mentirosos oportunistas han perdido y la caverna no se ha salido con la suya", se felicitó ayer Laporta en una red social. Tutumlu ya ha anunciado que recurrirá la sentencia, que le obliga además a pagar las costas del proceso. En su demanda, el agente defendía que puso en contacto a Laporta con el magnate uzbeko Miradil Djalalov, enlace que fue clave -así lo afirmó-, para cerrar un acuerdo por el cual el Barça debía disputar dos partidos contra el Budyonkor -el equipo de Djalalov- por cinco millones. De acuerdo con esta versión, que ahora rechaza la juez, Laporta y Tutumlu tenían un acuerdo verbal para el cobro de comisiones.

Laporta negó en el juicio las acusaciones: "Este individuo es un oportunista de esos que hay en el mundo del fútbol para ver qué pillan. Se dedicaba a enredar a todo el mundo. Solo me reuní con él dos veces, por cortesía y ante su insistencia. Y no le prometí absolutamente nada".

Tutumlu llegó a decir que Laporta cobró una comisión de tres millones de euros que recibió mediante una transferencia a cuenta de su despacho. El agente, sin embargo, no aportó ninguna prueba documental.

Prestación de servicios

Más allá de los intereses del representante, el juicio sirvió para otra cosa: Laporta reconoció que, mientras fue presidente del Barcelona, se lucró, a través de su despacho de abogados, con trabajos de asesoramiento para el magnate uzbeko. Hay versiones distintas sobre la cantidad que facturó el bufete del expresidente "por la prestación de servicios de consultoría empresarial durante tres años".

Inicialmente se habló de diez millones, extremo que desmintió Laporta, quien no piensa dar tregua a sus denunciantes, especialmente al actual presidente del Barça, Sandro Rosell. "La lucha contra los indecentes continúa, siempre con la verdad y la razón como argumentos para la búsqueda de una justicia merecida", aseguró ayer en la red social.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de noviembre de 2011