Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gaiás recibe la biblioteca de Enrique Curiel

La Cidade da Cultura negocia albergar el archivo del poeta Avilés de Taramancos

Los 2.000 volúmenes que atesoraba en su casa el profesor y político Enrique Curiel, fallecido el pasado mes de marzo, están ya en el Gaiás. Los ha donado su viuda, Carmen Muro, a la Biblioteca de Galicia. Los libros guardan relación, sobre todo, con las dos actividades más conocidas del vigués: la docencia universitaria y la militancia progresista. A estos fondos podrían sumarse pronto, según fuentes del centro, los del poeta Antón Avilés de Taramancos, los del sello Clave Records y los de los hospitales psiquiátricos de Toén (Ourense) y Conxo (Santiago). Los de Isaac Díaz Pardo y Carlos Casares, mucho más amplios, ya se están trasladando y catalogando.

Militante del PCE -partido del que llegó a vicesecretario general- desde 1968 y hasta su ingreso en el PSOE en 1990, Enrique Curiel (Vigo, 1947-Madrid, 2011) fue profesor en la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense y ocupó varios de cargos públicos a lo largo de su vida política, que inició como estudiante en los sesenta en la órbita de Tierno Galván. Fue diputado por Córdoba en las filas de Izquierda Unida y por Pontevedra al amparo de las siglas socialistas, así como concejal en Madrid y senador por su provincia de nacimiento. En la Cámara alta se encargó de coordinar el grupo del PSOE.

También están en depósito los fondos de los psiquiátricos de Toén y Conxo

Pendiente de que se cierre un acuerdo definitivo con los propietarios para un depósito de 25 años está el archivo personal de Xosé Antón Avilés Vinagre (Noia, 1935-A Coruña, 1992), más conocido como Antón Avilés de Taramancos. Además de su biblioteca, unos 1.500 ejemplares entre libros y otras publicaciones, se trasladarían a la Cidade da Cultura 500 manuscritos y una parte de su correspondencia, medio centenar de cartas que intercambió con otros escritores. El material documenta cuatro décadas de producción del autor de Cantos caucanos.

En similar situación, aunque con depósito por plazo indefinido, se encuentran los fondos bibliográficos de los psiquiátricos de Toén (Ourense) y de Conxo (Santiago), ahora en manos de la Consellería de Sanidade. Juntos suman más de 5.200 volúmenes editados mayoritariamente en la primera mitad del siglo XX, aunque algunos se remontan a finales del XIX. Para los fondos de Clave Records ya hay acuerdo. Son unas 4.000 grabaciones de más de 400 artistas, así como carteles y fotografías que permitirán documentar en la Biblioteca de Galicia la música popular gallega de los últimos 30 años.

El fondo bibliográfico y documental de Isaac Díaz Pardo, en traslado al Gaiás, donde permanecerá durante 60 años, encierra los archivos de personajes relevantes en la historia de Galicia. Además de los materiales del Consello de Galiza, creado por los diputados exiliados en el Montevideo de 1944, el fundador del Laboratorio de Formas conserva cartas y originales de Rafael Dieste, Luís y Maruxa Seoane, Eugenio Granell, Tomás Barros, Arturo Cuadrado, Manuel Chamoso Lamas o Paz Andrade. En la biblioteca de Díaz Pardo hay colecciones dedicadas al pedagogo Manuel Díaz Rozas, del Seminario de Estudos Galegos, o al periodista y poeta Lorenzo Varela, así como a Camilo Díaz Baliño, padre del artista y escenógrafo fusilado por los fascistas en 1936. También hay apartados sobre Sargadelos, el Laboratorio de Formas, el Seminario de Estudos Galegos, Ediciós do Castro o el Instituto Galego da Información.

Otra de las incorporaciones recientes de la Biblioteca de Galicia procede de la familia de Carlos Casares (Ourense, 1941-Vigo, 2002). Durante 30 años, el Gaiás custodiará 6.000 volúmenes de su biblioteca, la mayoría posteriores a 1960 y vinculados a la lingüística y a la literatura, y parte de su archivo personal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de octubre de 2011