Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2011 | La crisis económica

Rajoy promete "devolver la felicidad" a España

Estaba en casa, en Galicia, y en una impresionante comida-mitin de 5.000 personas venidas de toda la provincia de A Coruña -que pagaron 17 euros cada una por empanada, mejillones y carne ao caldeiro-. Se va a pasar todo el puente en su tierra, donde ha organizado varios actos políticos, entre ellos la presentación del programa el lunes en Santiago de Compostela. Tal vez por eso a Mariano Rajoy se le veía ayer más relajado y confiado en sí mismo que de costumbre. Tanto que se comprometió a algo bien difícil de lograr y de objetivar. El líder del PP explicó que una señora gallega, mientras recorría las mesas para llegar al atril, le había hecho una petición muy especial: "Mariano, devuélvenos la felicidad". Y se comprometió a intentarlo: "A partir de aquí ese será mi objetivo. Haré todo lo posible para hacerlo, para generar las condiciones de que en España haya más empleo".

El líder del PP admitió que la situación es muy difícil, pero utilizó el recuerdo de 1996 -a pesar de que entonces el ciclo económico ya estaba cambiando cuando llegó el PP, al contrario de lo que sucede ahora- para ofrecer una esperanza de que cuando él gobierne empezará a arreglarse la economía. Rajoy lanzó su particular llamamiento a la concordia: "El eslogan de unos es 'peléate' [en alusión al PSOE]; el nuestro no, el nuestro es 'súmate', súmate al cambio. Ellos quieren la división, nosotros la unidad".

Durante la comida-mitin en el pabellón de ExpoCoruña, el candidato explicó que el PP no se resigna a la cifra "dramática" de paro. "No quiero que España esté en Europa en el pelotón de los torpes, queremos estar donde nos corresponde, con los mejores", remató. No hizo ninguna mención al terrorismo ni a la manifestación que algunas víctimas de ETA, acompañadas por dirigentes del PP como Jaime Mayor Oreja o Miguel Arias Cañete, muy cercano al líder, convocaron en Madrid.

El mitin

- Lugar: Expocoruña, un pabellón de A Coruña.

- Asistentes: unas 5.000 personas, que pagaron 17 euros por una comida-mitin con empanada, mejillones y carne 'ao caldeiro'.

- La frase de Rajoy: "No quiero a España en el pelotón de los torpes en Europa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de octubre de 2011

Más información