Reportaje:

La cantera española, objetivo inversor

El fondo Doyen Group pretende participar al menos en 12 clubes de Primera a título de patrocinio para consolidar a medio plazo una cartera de derechos sobre jóvenes talentos

El fútbol español se ha convertido en un paraíso de negocio. Así lo entiende Doyen Group, el fondo de inversión que aterrizó en la Liga hace apenas un mes con la firma de acuerdos testimoniales de patrocinio con Sporting, Atlético y Getafe, que con el paso de los días se están ampliando a otros clubes.

La delicada situación económica de los clubes y la pujanza de las canteras ha resultado la mezcla perfecta para atraer este modelo de inversión. Por cantidades entre los 100.000 y los 150.000 euros el grupo británico gestionado por empresarios portugueses ha entrado en los equipos con pequeños anuncios en espacios marginales de las equipaciones, pero con la intención a corto plazo de invertir en la compra de derechos de jóvenes talentos.

Sevilla y Espanyol se suman a la lista en la que ya están Sporting, Atlético y Getafe
La flexibilidad de los acuerdos es atractiva para todos en un contexto de crisis

Además de los tres clubes que ya lucen publicidad de Doyen Group, Sevilla y Espanyol se han sumado a la lista de equipos de Primera que tienen acuerdos con el fondo de inversión, donde también figura el Deportivo, de Segunda, y a la que pueden sumarse en los próximos días otros clubes que mantienen negociaciones, como el Valencia. La intención del fondo es establecer contacto con al menos 12 entidades de la máxima categoría.

Con el caladero de talentos sudamericanos "esquilmado" y saturado de ojeadores, intermediarios y fondos de inversión, la cantera española representa una veta para esta fórmula que ha hecho fortuna en Brasil y Argentina durante el último lustro. El éxito internacional de la selección española ha encumbrado el modelo del fútbol base que queda ratificado con el éxito de las categorías inferiores. Nunca un país había conquistado en el mismo año el europeo sub-21 y sub-19 como logró España este pasado verano.

Doyen Group ha desembarcado en España con un amplio listado de talentos sobre los que echar las redes tras un meticuloso estudio de las canteras de los equipos de Primera, las selecciones inferiores y los campeonatos alevines y juveniles. Su idea es invertir en promesas, siempre menores de 24 años, que no supongan un coste superior a los tres millones de euros y que multipliquen a medio plazo su cotización.

El catálogo de acuerdos en la adquisición de derechos que proponen a los clubes es infinito. La flexibilidad de modelos es atractiva para todos. A los clubes "importantes" se les ofrece la posibilidad de contar con jugadores de caché inalcanzable, dada su situación contable, a cambio de renunciar a su propiedad total. A los "modestos" les compran los derechos de talentos en ciernes con la posibilidad de que el club disfrute de su jugador durante unos años determinados hasta que alcance la proyección y plusvalía necesarias para rentabilizar la inversión. En todos los casos, el porcentaje de adquisición se puede dividir según convengan las partes.

El fondo también concede la opción, fundamentalmente en movimientos de carácter internacional, de que los clubes se conviertan en meras plataformas. Son operaciones en las que el club de destino se beneficia durante un tiempo del jugador, no arriesga dinero -en ocasiones ni el salario- y se presta como escaparate para que el fondo luzca y revalorice su producto.

Los clubes de la Liga que han contactado con Doyen Group solo reconocen hasta el momento haber alcanzado un acuerdo de patrocinio con "un grupo inversor internacional" del que, hoy por hoy, no se conoce estructura mercantil oficializada, ni página web, ni portavoz alguno que pongan voz a estos acuerdos que se extienden por el fútbol español. A última hora de la tarde de ayer, el Sporting colgó un comunicado oficial en su página web donde, reconocida "una colaboración contractual a escala de patrocinio con la empresa", el club asturiano defiende "la solvencia de Doyen Group" y muestra su disposición a ampliar su colaboración con dicho grupo en un corto o medio plazo en la medida en que pueda resultar beneficiosa para ambas partes. Al tiempo, desmintió que el club esté dispuesto "a agarrarse a lo que sea", como había expresado el martes a este periódico una fuente del Sporting.

Estos acuerdos de patrocinio de Doyen Group han contado con la intermediación de Juanma López. El exjugador y representante, al que le une una estrecha relación con el consejero delegado del Atlético, Miguel Ángel Gil Marín, estuvo presente en el palco del Molinón el día en el que Doyen Group estrenaba su anuncio en las camisetas sportinguistas. Esta publicidad es la carta de presentación del fondo que pretender extender su red de contactos con pequeñas inyecciones económicas a título de patrocinio por unas cantidades por debajo de mercado.

Guillermo Moraleda, director de marketing del Atlético, que regresó al club rojiblanco el pasado verano tras su paso por el Estudiantes, cerró el acuerdo por el anuncio en las mangas de la equipación rojiblanca en unas cifras cercanas a los 100.000 euros cuando por una presencia similar a la que ahora tendrá Doyen Group, la casa de apuestas Paf aportaba hasta el año pasado 650.000 euros. Además de los anuncios, con alguno de los equipos han firmado la adquisición de palcos y acuerdos en concepto de publicidad estática.

Los clubes reconocen que "cualquier ayuda es buena" con la actual crisis. El siguiente paso es la adquisición de derechos de jugadores. Una fórmula, legal en España, Portugal, y Turquía, vetada en cambio en la Bundesliga y la Premier donde desde 2007 se prohibió lo que se conoce como la Third Party Ownership (Derechos de Terceras Personas).

Canella,  con el anuncio de Doyen Group.
Canella, con el anuncio de Doyen Group.JULIO MUÑOZ (EFE)

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 20 de octubre de 2011.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50