Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar tilda al movimiento de "extrema izquierda antisistema"

El expresidente del Gobierno José María Aznar considera el Movimiento 15-M como "extrema izquierda marginal antisistema", según dijo en una entrevista publicada ayer por el diario ecuatoriano El Universo.

A la pregunta sobre "un movimiento ciudadano" cuyos líderes dicen no estar "contra un Gobierno, un partido, sino contra la forma como los políticos hacen uso de la democracia", Aznar replica: "La democracia española tiene cosas que mejorar y, sin duda, en la situación española, golpeada por una crisis muy dura, hay cosas que mejorar, pero es una democracia consolidada que tiene sus cauces. Lo que fue una cosa más o menos en la que hubo participaciones diversas, no es más que un movimiento marginal antisistema, vinculado a grupos de extrema izquierda; su representatividad no es importante en la vida española".

Preguntado si califica de "marginal" el movimiento de los indignados, Aznar afirma: "Es extrema izquierda marginal antisistema". El presidente de FAES, que ha visitado esta semana el país latinoamericano, hizo declaraciones similares en septiembre.

Cuestión marginal

Después de preguntarle por otros temas, el periódico vuelve a insistir: "¿Llamar marginal al movimiento de los indignados no es descalificarlos?". El expresidente responde: "¿Por qué le da tanta importancia a algo que no lo tiene (eleva el tono)?... Lo que es importante es que en España hay cinco millones de parados, el 45% de gente joven sin empleo, pero eso no se va a resolver ocupando plazas sino haciendo políticas diferentes. No es cuestión de descalificar a nadie, es cuestión de calificarlo como lo que es, una cuestión puramente marginal. España no es Egipto, es una sociedad desarrollada, una democracia consolidada que forma parte de la Unión Europea y que en este momento tiene problemas como consecuencia de malas políticas".

Interrogado por cómo será la relación con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de ganar el PP las elecciones, Aznar, al final de su respuesta, lo deja claro: "España no debe manifestar simpatías por dictaduras, ni por dictadores, ni por dictadorzuelos".

El encuentro concluye con otra cuestión: "Hablando de tolerancia, hace un tiempo en una Universidad de Oviedo usted mostró el dedo medio a unos estudiantes que le gritaron y criticaron. Ese gesto, ¿qué significó?". "Un saludo de cariño", responde Aznar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de octubre de 2011