Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Empresas & sectores

Loewe extiende su piel

El grupo de lujo aumenta la producción y duplica la plantilla en su fábrica

La piel de Loewe se estira pese a la crisis. La empresa española de lujo fundada en 1846, heredera de las ancestrales tradiciones en el trabajo del cuero y que desde 1996 esta controlada al cien por cien por la multinacional LVMH, va a dar un paso al frente en el mercado español. "Estamos creciendo a un ritmo de dos dígitos en todos nuestros mercados y hemos detectado que el potencial de desarrollo de la marca es muy alto", afirma Lisa Montague, la consejera delegada de Loewe desde hace dos años.

Este potencial de crecimiento hace que LMHV haya aprobado una ampliación del negocio en España. "Vamos a duplicar la capacidad de producción en nuestra fábrica de Getafe de manera que vamos a pasar de una plantilla de 240 personas a más de 400 en un periodo de dos años y medio, lo que supone una inversión importante", recalca Manuel Serrano, vicepresidente de Finanzas y Operaciones. Actualmente, Loewe produce en sus fábricas propias el 25% de sus ventas totales de piel, y con este proyecto se irá al 30%. Asimismo, va a controlar el 100% de las materias primas y los procesos de cortados de piel de sus suministradores, que se hallan principalmente en Ubrique (Cádiz), Castellón de la Plana, Barcelona y Galicia. Para la ampliación del centro de producción de Getafe se plantea el reto de formar a nuevos curtidores y guarnicionistas. La empresa está en contacto con las autoridades de la Comunidad de Madrid para crear un centro de formación en esa localidad cercana a la capital y para ver qué calificación se le adjudica por los gobernantes.

La empresa fundada en 1846 mantiene una red de 125 tiendas en 40 países

Japón y en los ultimos años China son los principales mercados exteriores

Loewe cuenta con una red de 125 tiendas propias distribuidas en 40 países y en la actualidad sigue abriendo a un ritmo de media docena al año. De las ventas de la firma de lujo, un 32% se hace en Europa, y dentro de ese porcentaje, el 25% en España, un mercado que a pesar de la caída del consumo "está muy activo", dice Serrano. Del restante 68% Asia es el eje de las ventas, sobre todo Japón y de forma creciente China. Son los dos grandes mercados que siguen creciendo. También Hong Kong, Taiwán e Indonesia van al alza. El mercado japonés tuvo un pequeño frenazo, pero se recuperó rápidamente, según resalta Manuel Serrano. Los turistas japoneses que llegan a España son los más activos compradores de los productos de la firma española.

"Para nosotros, lo fundamental es volver a las raíces de la marca, en cuyo ADN se encuentra la identificación con la calidad y con el artesanado de la piel como gancho comercial para un público muy exigente", añade Lisa Montague. "Para ello hay que insistir en los elementos diferenciadores del producto de piel, que cuenta con la ventaja de que la napa es de primera calidad por contar con la piel de la raza de cordero entrefino español, que es el mejor del mundo", según Montague.

Para la primera directiva de Loewe, el accionista ha sostenido los valores de la marca en la "autenticidad de sus productos y en los artesanos, que han sabido mantener los estándares de calidad con el paso de los años".

Para dar alas comerciales a los productos se firmó hace más de un año un acuerdo estratégico con

El Corte Inglés, que ya está operativo en seis centros y que llegará a los diez a comienzos del próximo año y que ha dado buenos resultados para ambas partes, según la firma de lujo. Este tipo de acuerdos para ampliar las ventas se puede extender a otros países donde exista el concepto de gran almacén, como EE UU, y no se descarta en el futuro pulsar los mercados emergentes de Brasil, México y Rusia, que ya conocen bien la marca centenaria española. En los mercados europeos, Francia y Reino Unido se ven como prioritarios. La marca quiere abordar estos mercados con el argumento de que sus productos siguen siendo artesanales, y la ampliación del centro de Getafe va a incidir en esta dirección.

El líder mundial del lujo, LVMV, quiere descubrir al público la forma de trabajar de sus marcas y mostrar los oficios que nutren sus estanterías y tiendas en todo el mundo. Por ello, este fin de semana abre las puertas de algunas de sus grandes firmas, históricas casas de moda como

Chistian Dior y Loewe, joyerías como Chaumet o bodegas como las del champán Moët & Chandon.

Unas 25 empresas de negocio del grupo LVMH participan en la primera edición de las Jornadas Particulares, como han sido bautizadas. Todos estos sitios que se abren al público son "tesoros vivos" y estuches vivos de "excepcionales talentos", según explica en un comunicado a la prensa el presidente del grupo, Antoine Arnault. Los visitantes descubrirán lugares históricos como la antigua abadía benedictina de Hautvillers, donde Dom Pierre Pérignon desarrolló durante 47 años las técnicas que "hicieron entrar los vinos Champagne en un nuevo mundo" o construcciones recientes firmadas por grandes arquitectos.

En España, Loewe recibirá al público en el primer piso de su "más icónica boutique", situada en la Gran Vía de Madrid desde el año 1939, cuyos escaparates han sido decorados para la ocasión por el arquitecto Robert Clarke. En esta sesión con público, los responsables de Loewe ofrecerán una animación sobre la fabricación del bolso Amazona y un artesano de la marca explicará y descubrirá los "secretos del tratamiento y selección de los cueros y las pieles", según ha informado el grupo.

-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de octubre de 2011