Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria agita el sector eólico con recortes de primas del 40%

Las empresas denuncian que peligran 15.000 empleos

Las empresas eólicas están soliviantadas. Acusan al Ministerio de Industria de ahogar al sector y poner en riesgo 15.000 empleos con una nueva regulación, no negociada, que afectará al sector a partir de 2013, recortará las primas un 40% respecto a las actuales según cálculos de la Asociación Empresarial Eólica (AEE) y reducirá de 20 a 12 los años el plazo en las que las empresas podrán recibirlas. El sector eólico ha recibido 5.600 millones en primas desde 2007. Los planes de Industria están recogidos en un borrador de Real Decreto que la Comisión Nacional de la Energía (CNE) tramita con urgencia.

El marco en el que se libra la pugna es complejo: crisis, recortes por todos los lados, caída de la demanda eléctrica (un 1,3% en septiembre respecto al mismo mes de 2010, según REE) y centrales de gas que funcionan por debajo de un tercio de las horas previstas. Añádase a ese marco la proliferación de proyectos, normas y actuaciones autonómicas, además de un cierto componente especulativo y se obtiene el complejo cóctel que agita Industria.

Un borrador de decreto fija menos retribución en un plazo más corto

La propuesta del departamento que dirige Sebastián, es sorprendente y dura en opinión de las asociaciones del sector (Asociación Empresarial Eólica, AEE, y APPA) porque ahoga la posibilidad de financiar y desarrollar nuevos parques eólicos en el futuro. Los puntos más discutidos del polémico borrador, que ha provocado intensas discusiones de Industria, no sólo con las empresas eólicas, sino también con la banca que financia los proyectos, son los siguientes: un sistema de primas, para 12 años en lugar de los 20 actuales, variable; una estimación a la baja de las horas de funcionamiento de los parques (de 2.100 a 1.500 horas) y unos cálculos sobre precios de la energía (5,50 céntimos KW/h) que hacen inviable la financiación. La AEE lo resume así: a la vista de los números del decreto "los bancos [financiadores] consideran que la tasa interna de rentabilidad (TIR) es insuficiente, inferior a los bonos italianos a 20 años". Traducido, donde los inversores demandan rentabilidades de entorno al 7%-8% para inversiones mínimas de 50 millones de euros, el plan de Industria se queda en porcentajes de entre el 4% y el 5,3%.

El resultado, según las asociaciones (respaldadas por sindicatos y hasta por ONG), será un parón de la inversión y un frenazo a la nueva potencia contemplada en los planes oficiales (Plan de Energías Renovables, PER) que cifran la potencia eólica instalada en 2015 en 27.860 Megavatios 8Mw) desde los 21.855 MW de 2011. Según la AEE, con los números de Industria, entre 2013 y 2015, la potencia apenas aumentaría en 500 MW, con una caída del 88% en las previsiones. Para las empresas energéticas (Iberdrola y Acciona lideran la instalación de parques), la situación puede ser mala. Pero para los fabricantes como Gamesa o Vestas, la paralización puede ser dramática.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de octubre de 2011