El cerebro de la Operación Poniente se reincorpora a su puesto municipal

El juez ordena el reingreso del exinterventor en el Ayuntamiento de El Ejido

El exinterventor en el Ayuntamiento de El Ejido (Almería) y presunto cerebro de la trama de la Operación Poniente de corrupción municipal regresará a su puesto de trabajo el lunes por orden judicial tras la vista celebrada ayer en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Almería. José Alemán Bracho, imputado por cinco delitos y en libertad provisional desde julio de 2010 tras pasar nueve meses en la cárcel, ocupó desde su salida de prisión y hasta hace algunas semanas un puesto en el Centro de Iniciativas Empresariales (CIE) de El Ejido.

Ayer, compareció en el juzgado, para prestar declaración ante el juez quien decidió su reincorporación laboral al levantar la suspensión cautelar de sus funciones. Le quita así la razón al interventor municipal que abrió el expediente sancionador contra Alemán en septiembre. Este proceso debe resolverse en un máximo de seis meses.

José Alemán cobró su salario durante los meses que estuvo en la cárcel

El nuevo equipo de gobierno ejidense (PP) abrió el expediente sancionador contra el que fuera interventor durante la etapa del anterior alcalde Juan Enciso (PAL) -también imputado en la Operación Poniente- basándose en un presunto "incumplimiento de los principios y criterios en contabilidad pública".

Según un informe anterior a este, José Alemán podría haber falseado derechos pendientes de cobro y deuda extrajudicial de crédito por un importe aproximado de 120 millones de euros. Sin embargo, José Alemán alega que él no ejerció como interventor en algunos de los ejercicios en los que el Ayuntamiento de El Ejido asegura que se cometieron posibles irregularidades.

Además, argumenta que actualmente trabajaba en el área de Turismo tras ser destituido de la Intervención Municipal con lo que la medida de suspensión de funciones "no guarda proporcionalidad". Si la Administración local demuestra sus acusaciones contra José Alemán, este podría ser sancionado con expulsión del cuerpo de funcionarios o suspensión de funciones durante seis años según el artículo 95.2 del Estatuto Básico del Empleado Público.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Tras el dictamen judicial de ayer, el exinterventor regresará al CIE, una oficina externa al Ayuntamiento, en la que se ha instalado recientemente un control de asistencia, tras tener fundadas sospechas de que Alemán se ausentaba de su puesto con relativa frecuencia.

Durante el tiempo en el que estuvo en prisión -desde octubre de 2009 a julio de 2010- José Alemán siguió cobrando mensualmente y la paga extraordinaria de Navidad.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS