Un herido en el atraco denuncia a la policía de Alicante

Uno de los transeúntes heridos en el tiroteo del sábado en el atraco a una joyería en pleno centro de Alicante presentó ayer una denuncia contra la policía por trato vejatorio. El denunciante, Fernando Guzmán, un joven de 23 años, aseguró que, tras ser herido, los agentes lo confundieron con un atracador y le golpearon, tanto en el hospital como en la comisaría.

Guzmán recibió el impacto de una bala en una muñeca. El joven se encontraba circunstancialmente con su coche en las inmediaciones de la joyería y de imprevisto se vio envuelto en el fuego cruzado entre los agentes y los asaltantes.

La subdelegada del Gobierno, Encarna Llinares, defendió la profesionalidad de los agentes. "Actuaron con profesionalidad, arriesgando su vida para proteger a los demás", dijo. "Lo importante es que todos están detenidos, que los transeúntes heridos [tres personas] han sido de carácter leve y que ningún policía tiene heridas graves", añadió. La delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Ana Botella, secundó sus palabras.

El comisario provincial de Alicante, Enrique Durán, declinó comentar la denuncia del herido. El mando policial señaló que los asaltantes integraban un grupo organizado, formado por cuatro personas, que se desplazó desde Marsella (Francia) para perpetrar el asalto. Los atracadores iban armados con escopetas de cañones recortados, un subfusil y una granada de mano.

Uno de los asaltantes murió en el lugar de los hechos de un tiro en la sien. Los otros tres, que inicialmente lograron darse a la fuga, fueron arrestados a las pocas horas en La Pobla Tornesa (Castellón). A lo largo de esta mañana está previsto que los tres detenidos pasen a disposición del juez de guardia de Alicante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 04 de octubre de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50