Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iborra murió al tratar de recuperar la bicicleta de un amigo

Pasada la una y media de la madrugada del jueves, el poeta valenciano Salvador Iborra, de 33 años, charlaba en el bar Thales con Xavier, amigo y camarero del local, en el barrio Gótico de Barcelona. Luego, Xavier recogió su bicicleta y fueron a casa de Salvador, que quería darle un libro. Al bajar a la calle, la bicicleta había desaparecido. Dieron una vuelta por el barrio, pero no la encontraron. Xavier desistió y Salvador regresó a su casa.

Entonces fue cuando el poeta, ya solo, encontró a dos hombres con la bicicleta, delante de su casa, en el número 12 de la calle de Palma de Sant Just. Al reprenderles, presuntamente, se inició la pelea que acabó con Iborra apuñalado mortalmente. Los Mossos d'Esquadra detuvieron la noche del jueves y la mañana de ayer a los presuntos autores del crimen, Saodi M. y Zakaria Y. M., de nacionalidad marroquí. Los dos, con numerosos antecedentes por robos con fuerza. Los detenidos ocupaban el entresuelo del edificio en que vivía Iborra. En la puerta de la casa del poeta lucían ayer una decena de velas, un ramo de claveles blancos y varios puñados de pistachos. Un hombre dejó, escrita a mano, la primera estrofa del poema Las Águilas, de Vicente Aleixandre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de octubre de 2011