Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:LIGA EUROPA | Segunda jornada

El Atlético, rota que te rota

Manzano, que no ha repetido 'once' en diez partidos, ha empleado ya a 24 jugadores

Gregorio Manzano regresó al Atlético con una máxima por bandera: el clan por encima de las individualidades. Lejos de lamentar las ventas de Agüero, Forlán y De Gea, tres de las piezas principales del plantel rojiblanco, el preparador resumía su plan de choque tirando de un ejemplo muy cercano en el tiempo, el del Valencia postmundialista. "Si ellos se han reseteado sin sus campeones del mundo metiéndose en la Champions, nosotros también podemos", argumentaba El Profesor alabando la habilidad de Unai Emery para reinventarse sin Villa, Silva y Marchena el curso pasado y arrancar este sin Mata.

Tras casi cuatro meses de trabajo, Manzano se ha mantenido fiel a su discurso. La escuadra del Manzanares ha presentado diez alineaciones distintas en los diez partidos oficiales que lleva disputados (cinco de Liga y otros tantos en la Liga Europa, incluidas las dos rondas previas). Salvo un cambio drástico en su ideario, el entrenador jienense mantendrá su política de rotaciones esta tarde contra el Rennes (19.00, Canal +), como ya hicieron Abel y Quique, sus precursores, hasta el extremo de no repetir el mismo grupo de inicio durante 73 encuentros. "Trataremos de que el grupo prevalezca, en solidaridad, compromiso y ambición. Muchos son futbolistas que han venido a España para ponerse en un escenario, darse a conocer, explotar y proseguir su trayectoria en otros lugares... Otros, como Gabi, tuvieron que marcharse para que el equipo donde se formó volviera a darles una oportunidad. Hay que saber canalizar toda esa energía para que el equipo vaya bien. Hay que darle su tiempo y su espacio a todos para que se aclimaten a lo que queremos", reflexionaba el técnico en los buenos tiempos, cuando el Atlético encadenó tres victorias ante Celtic, Racing y Sporting proyectando un juego vistoso.

"Hay mucha competencia, tenemos que estar al ciento por ciento para cuando toque entrar en el campo", expresa Adrián, autor de cuatro goles y otras tantas asistencias que no le han valido para asegurarse la titularidad. Courtois, fijo desde que debutó en Guimarães en los últimos siete encuentros, y Falcao, que no ha parado desde su puesta en escena en Mestalla (cinco duelos) son los únicos incondicionales para el cuerpo técnico, que rota y rota sin parar. Los números confirman la teoría: Manzano ya ha empleado a 21 de los integrantes de la plantilla (24 contando a Raúl García, Elías y Forlán, que ya no están en el equipo). Asenjo -que se probó en un amistoso en Fuenlabrada- y Pulido son los únicos inéditos. "Hay dos jugadores por puesto. Estamos para lo que el míster quiera", sentencia Tiago. "Todos sabemos lo que tenemos que hacer y lo importante de este equipo es que nadie se cree más que nadie", remacha Reyes.

El pasado sábado ni siquiera la exigencia del Camp Nou, un territorio inhóspito, hizo cambiar el guión al Atlético. Para sorpresa general, Antonio López y Godín, que apenas habían competido, relevaron a Filipe Luis y Domínguez en el sector izquierdo de la defensa. No fueron los únicos cambios. Esa noche, Manzano rotó más que nunca, con siete permutas respecto al Sporting. El Atlético no fue rival para el Barça (5-0). "Prima el bloque. Para mí todos son iguales. Buscaremos siempre el equipo más fresco", insistió el técnico, que ya remodeló el once tras el baile al Racing con cinco novedades.

De acuerdo con su hoja de ruta, Manzano dejó fuera de la lista a Joel, Antonio López, Silvio y Koke contra el Rennes. "Si no entra alguien espero que no sea un inconveniente", tercia Manzano. Sí lo es. Representante de la cantera, el portero es por el momento uno de los grandes damnificados, hasta el punto de pensar que debía haber aprovechado la ocasión para defender el arco del Getafe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de septiembre de 2011