Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Indignados con Consuelo Ciscar

Críticos, artistas y galeristas piden el cese de la directora del IVAM

El gota a gota de incomprensión por lo que califican como una gestión "nefasta" en el museo valenciano de arte contemporáneo más importante de la Comunidad Valenciana ha acabado a lo largo de años por llenar el vaso de la indignación. Y por ello, el mundo del arte, en las figuras de los críticos, de los artistas y de los galeristas, elevó ayer el nivel de sus críticas a la gestión de la directora del Institut Valencià d'Art Modern (IVAM), Consuelo Ciscar. Y lo hicieron convocando una comparecencia de prensa y pidiendo públicamente su cese.

En la mesa estaban los representantes de la Associació Valenciana de Crítics d'Art (AVCA), de Artistes Visuals de València, Alacant i Castelló (AVVAC), del Consejo de Críticos y Comisarios de Artes Visuales, de la Unión de Asociaciones de Artistas Visuales (UAAV), y de las principales galerías de arte contemporáneo de la Comunidad Valenciana. Incluso acudió un representante de la Comisión de Cultura del Movimiento 15-M. Todos con un clamor, "cese de Ciscar en defensa del IVAM". Y todos indignados.

"No colabora, no coproduce, no exporta a lugares de prestigio"

Ciscar es experta en temas "que ningún profesional se atrevería a abordar"

Pidieron al unísono la convocatoria de un procedimiento público, acorde al Documento de Buenas Práctica en Museos y Centros de Arte, para seleccionar a los gestores del centro conforme a sus méritos, al igual que se hace en otras comunidades autónomas. Y cada uno de ellos tuvo palabras críticas con Ciscar por cuestiones muy distintas pero convergentes.

El presidente de AVCA, José Luis Pérez Pont, habló por ejemplo de que Ciscar adolece de la falta de la formación adecuada para el cargo y la acusó de "prácticas escandalosas al convertirse en comisaria y signataria de cientos de textos de materias tan diversas que ningún profesional se atrevería a abordar". También calificó esta forma de marginar a los propios profesionales del IVAM como la implantación de la "ley del terror". Y acusó a Ciscar de favorecer con su gestión a un "círculo personal e íntimo".

José Manuel Costa, vicepresidente del Consejo de Críticos, explicó que el IVAM, que hace dos décadas era "el asombro de Europa", se encuentra ahora en "la más absoluta irrelevancia". Y culpó de ello a que cualquiera que tenga apoyo político puede dirigir un museo y organizar una exposición a "su peluquero o a su médico de cabecera". En cuanto a los vastos conocimientos de Ciscar explicó que es como si un cirujano lo operara todo.

Ignacio París Bouza, presidente de AVVAC, explicó que el prestigio de los museos lo da la relación con "sus pares" y, en su opinión, "el IVAM no colabora, no coproduce, no exporta a lugares de prestigio en el arte internacional".

Desde la UAAV, Francesca Llopis exigió contratos con los artistas y criticó la práctica de exigirles donaciones. Y por las galerías, Mira Bernabéu se quejó de que Ciscar ni compra obra en las salas valencianas ni las visita, cosa que sí hacen gestores de los museos españoles más importantes.

El director del área administrativa del IVAM, Juan Carlos Lledó, que asistió al acto pero no pudo intervenir, alabó la gestión de Ciscar y negó mala praxis en el museo o acoso a los trabajadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de septiembre de 2011