Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La poesía de Pérez Estrada revive en una antología

Una antología revive la poesía del malagueño Rafael Pérez Estrada. El poeta y traductor Jesús Aguado ha editado la obra Un plural infinito. Antología poética (Fundación José Manuel Lara), donde presenta al escritor como "el gran mago de la poesía española contemporánea". Además, Un plural infinito, editado en la Colección Vandalia, pretende dar a conocer a "un gran poeta que, por distintas razones socioliterarias, no ha llegado a la mayor parte del público lector de poesía", según ha precisado Aguado.

A la "independencia" de corrientes y modas, Aguado añade el hecho de que buena parte de su obra fuera publicada en pequeñas editoriales sin difusión y con tiradas de muy pocos ejemplares como causas de su falta de conocimiento o seguimiento. Por otro lado, Aguado, gran amigo del poeta malagueño, ha manifestado que "Rafael, como cualquier poeta, vivía hacia dentro, pero su capacidad para vivir hacia fuera, participando del mundo y disfrutando del mundo, era contagiosa en un doble sentido, porque contagiaba de alegría y vitalidad a quienes le rodeaban y porque sus textos poéticos quedaban impregnados de ella".

Un plural infinito, según expresa Aguado, refleja a "un poeta infinito por su visión omniabarcadora, casi cósmica, pero su obra, formada por un número finito de textos, es, por fortuna, abarcable". El editor de la antología ha resaltado que Pérez Estrada, fallecido en el año 2000, era "un minucioso geógrafo de los mundos reales e inventados, y un fino analista de las pasiones humanas, y un zoólogo que amaba sus animales, y un astrónomo que ponía todas las estrellas que encontraba a danzar en su corazón".

Pérez Estrada se multiplicó en decenas de mundos, en cientos de personajes y en miles de imágenes e intuiciones de gran carga filosófica y metafísica. Nacido en Málaga en 1934, fue abogado, dibujante y, sobre todo, escritor de gran originalidad y dotes imaginativas. Cultivó la poesía, el relato, el texto dramático, el aforismo y, en su última etapa creativa, la novela. Pero en realidad sus libros, tan singulares, trascienden los géneros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de septiembre de 2011