Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:OSASUNA 2 - SPORTING 1 | FÚTBOL | Tercera jornada de Liga

Osasuna resuelve en dos minutos

Sendos fogonazos rematan a un Sporting ordenado y sin puntería

Dos goles en dos minutos le bastaron a Osasuna para cerrar un partido intenso ante un Sporting ordenado que mereció más. Tras media hora de tanteo, cosidos ambos equipos a partir del mismo patrón, Osasuna demostró que ya no necesita balones aéreos para acogotar a los rivales. La nueva trenza rojilla formada por Cejudo, Lamah y Kike Sola fue un martirio para la defensa asturiana, que no pudo parar las rotaciones y se perdió en el marcaje. Fruto de una combinación entre los tres socios rojillos nació el primer gol: Sola recibió en la frontal un balón goloso de Cejudo y se lo colocó a Nino ante la mirada de los centrales para que solo tuviera que empujarlo a la red. Para el Sporting, hasta el momento ordenado y delicado en la construcción, fue un mazazo del que tardaría en despertar. No en vano dos minutos más tarde un centro de Sergio era remachado por Cejudo -siempre en el lugar idóneo- sin que Juan Pablo tuviera tiempo de asimilar lo ocurrido antes.

Al Sporting le costó exigir a la defensa navarra. Sergio y Roversio formaron una pareja sólida, que encontraba con facilidad a sus laterales, largos en el ataque y solidarios en el repliegue. Carecía el Sporting de un canalizador del juego, alguien capaz de cambiar la tendencia del encuentro y ofrecer soluciones ofensivas. Los encontró en la segunda parte con Rivera y Barral, que se aprovecharon de la relajación local. Tanto que un desesperado disparo desde la frontal del gaditano se le resbaló de las manos a Andrés Fernández y dio vida a los asturianos. Aun así, su tardío despertar no fue suficiente, para suerte de Osasuna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de septiembre de 2011