Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:RACING 0 - LEVANTE 0 | FÚTBOL | Tercera jornada de Liga

Sin inspiración no hay gol

El Racing y el Levante empatan tras mostrar sus carencias atacantes

El mejor jugador del Racing, el mediocentro Diop, también fue el más inocente al empujar a Rubén y ganarse así la segunda tarjeta amarilla (m. 80). Su equipo se partió por la mitad y alimentó la ambición de un Levante autorizado a ganar. El entrenador granota dio entrada a todos sus recambios atacantes: Aranda, Rubén y El Zhar, siendo el extremo marroquí quien más cerca anduvo del gol en un disparo seco y esquinado repelido por el portero Toño.

El Racing había despuntado en el arranque del segundo tiempo, a punto de sacar partido de la velocidad de Acosta. Pero el cuadro de Cúper vive en la escasez y cualquier contratiempo, como la expulsión de Diop, lo hace muy vulnerable. El mal menor fue encontrarse a un Levante todavía en reconstrucción ofensiva. Sin Caicedo, traspasado al Lokomotiv, ni Stuani, alineado en El Sardinero como local, el Levante trata de hallar un goleador entre Koné y Aranda. Otro tanto podría anotarse del Racing, donde Cúper busca la fórmula del gol entre la habilidad de Acosta, el olfato de Stuani y la posterior presencia del corpulento Ariel. Sin inspiración entre los delanteros, se impuso el oficio de las defensas. Y en la del Levante sigue mandando Ballesteros, listo para subsanar, a los 36 años, los errores de sus compañeros. La mayoría, veteranos de mil batallas como él: Javi Venta, Nano y Juanfran. El mismo esqueleto que, junto a los dos medios (Xavi Torres e Iborra), mantuvo un excelente tipo el curso pasado.

En el Racing, Cúper reconstruye un equipo desmantelado. Con una defensa imberbe, Francis, Osmar y Álvaro se apoyan en la experiencia del lateral Cisma, y del portero Toño. Adrián ha asumido más campo en la medular y Cúper confía en recuperar a Serrano, cuyos latigazos desde la izquierda añora El Sardinero. Su presencia en el último tramo fue saludada por una hinchada que apenas llenó la mitad del estadio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de septiembre de 2011