Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación cierra aulas públicas por falta de presupuesto

Sostiene que puede crearlas en centros privados porque las carga a otra partida

Se trata de dinero. La decisión de la Consellería de Educación de suprimir un aula en el colegio público Ben-Cho-Shey de Pereiro de Aguiar -y aumentar, al mismo tiempo, dos en los colegios privados del mismo municipio- obedece a criterios económicos. La jefa territorial de Educación en Ourense, Marisol Díaz, comunicó ayer a los representantes del Anpa que "no hay presupuesto" para mantener un aula (el sueldo de un profesor, básicamente) en el colegio público. El hecho de que sí lo haya sin embargo para subvencionar, mediante conciertos, dos aulas en los centros privados Guillelme Brown y Miraflores lo explicó la representante de Educación a los padres precisando que "hay dos partidas presupuestarias distintas", una para afrontar el gasto en los centros públicos y otra en los privados y no se puede trasvasar el dinero de una a la otra.

La Xunta dice que la supresión de aulas no afecta a la calidad de la enseñanza

La consellería apela a la crisis para justificar el recorte en el colegio público

La Consellería de Educación encajó ayer -sin moverse un milímetro de su posición de financiar a los colegios privados de Pereiro mientras reduce inversiones en el público- la concentración celebrada por padres y alumnos del Ben-Cho-Shey. Los alumnos se plantaron con los pupitres en la céntrica Rúa de Concejo cortando el tráfico, mientras sus padres clamaban contra el "abandono de la enseñanza pública por la Xunta" y contra la gestión del conselleiro, Jesús Vázquez. Antes, la jefa territorial de Educación ya les había comunicado que la Xunta se mantenía firme en su decisión de suprimirles un aula y de crear una mixta, compartida entre alumnos de quinto y sexto curso, con un único profesor atendiéndolos a todos en el mismo horario escolar.

Los representantes del Anpa ofrecieron a la Consellería una alternativa. "Le propusimos que renunciábamos a uno de los dos tutores que corresponden al colegio a cambio de que evitaran esa clase mixta y mantuvieran el aula que ahora cierran". Tenían el aval de los profesores y de los sindicatos a la propuesta, pero los representantes de la Consellería no aceptaron. La jefa territorial les informó de que Educación "cumple con la normativa vigente" en este centro.

El delegado de la Xunta en Ourense, Rogelio Martínez, matizó al término del encuentro que en ninguna de las aulas del Ben-Cho-Shey se superará el número de alumnos que marca la ley. Martínez señaló que la creación de aulas mixtas obedece a criterios organizativos y destacó que mantener a un profesor impartiendo dos cursos distintos al mismo tiempo y en la misma aula "no afecta a la calidad de la enseñanza". Pese a ello, aseguró que un técnico de la jefatura provincial analizará la situación del Ben-Cho-Shey para "valorar una posible ampliación".

Sin embargo, la jefatura provincial de Educación distribuyó por la tarde un comunicado de prensa en el que apela al "momento de crisis actual" y a la "obligación" de la Consellería para "hacer la gestión más eficiente posible de los recursos" presupuestarios.

La reducción de aulas en el centro público de Pereiro de Aguiar podrá hacerse extensiva a otros colegios públicos "atendiendo a sus demandas y dentro de la legalidad". El representante de Feijóo en Ourense avaló los nuevos conciertos educativos en Pereiro, a costa de la reducción de costes en el público, y destacó que Educación ha cumplido la legalidad.

Fuentes del gabinete que preside Jesús Vázquez señalaron a este diario que en el curso académico que ahora empieza habrá en Galicia 200 aulas mixtas. "Y esto no es ninguna novedad, porque existen desde hace muchas décadas, no se crearon ahora", puntualizaron aunque sin precisar si estas aulas se corresponden a colegios de las zonas rurales, donde el criterio de creación de su creación está determinado por la escasez de alumnos y no por el objetivo de recortar gastos suprimiendo profesorado, como ocurre en el colegio de Pereiro de Aguiar.

La Consellería de Educación sostiene que la partida de la que dispone para los centros concertados en Galicia supone el 11% de sus presupuestos y con ella se atiende al 28% de todo el alumnado gallego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de septiembre de 2011