Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación cierra un aula pública para concertarla con centros privados

El colegio de Pereiro suple la carencia con una clase mixta de distintos cursos

El ayuntamiento ourensano de Pereiro de Aguiar se convierte este curso en exponente del avance de la enseñanza privada a costa de la pública. El colegio ultrarreligioso Miraflores, de la orden de las Esclavas de la Santísima Eucaristía y de la Madre de Dios, acaba de obtener un concierto de la Consellería de Educación para un aula de Infantil. Recibirá 46.000 euros de las arcas públicas. El Miraflores, del que es máxima responsable en la gestión del conglomerado internacional la religiosa ourensana afincada en México Salud Conde -con estupendas conexiones con el PP gallego y el empresariado mexicano- es un centro elitista que pretende formar a "apóstoles" en la fe cristiana, según ha reconocido Conde públicamente. Sin embargo, en contra de lo que publicó el domingo pasado este diario, no segrega por sexos.

El colegio público alerta de que pierde competitividad frente a los privados

El Anpa lamenta que "gasten más en los conciertos que lo que ahorran aquí"

Junto al Miraflores, el centro también privado, éste progresista, Guillelme Brown, consiguió el año pasado el concierto para un aula de Primaria y este año lo extendió a otra. Mientras estas empresas educativas privadas ven multiplicada su matrícula, el colegio público del municipio, Ben-Cho-Shey, masificado, no solo no ha conseguido su objetivo de obtener un aula más, sino que, lejos de ello, se quedará con una menos y pierde un profesor. El Anpa ha convocado una manifestación esta mañana ante la Delegación de Educación en Ourense en protesta por esta decisión.

Educación suscribió durante las vacaciones de verano los conciertos para financiar los dos centros privados del muncipio de Pereiro. El pasado 10 de agosto, la presidenta del Anpa del Ben-Cho-Shey remitió, alarmada, una carta a la delegada territorial de Educación. Protestaba por el anuncio que acababa de recibir de la supresión de un aula de quinto curso de educación infantil. El que se concedía al Miraflores.

La comisión provincial de valoración de los conciertos educativos ya había dado el visto bueno a los de los dos colegios privados de Pereiro de Aguiar el año pasado. El acta de la sesión celebrada el 11 de febrero de 2010 presidida por la jefa territorial de Educación, Marisol Díaz, informó favorablemente el concierto de una nueva unidad de educación infantil (para alumnos de 4 años) en el Guillelme Brown, "para que se lleve a cabo un concierto progresivo". Se compromteía a informar favorablemente el concierto de todas las unidades del colegio "en caso de haber dotación presupuestaria". La comisión informaba también favorablemente la petición del Miraflores. El colegio quería tres unidades de educación infantil y seis de primaria y le concedieron inicialmente una de infantil. El resto, como en el caso del Guillelme Brown, quedaron condicionadas a la existencia de presupuesto.

El Anpa del centro público se enteró hace unos días de que "las aulas concertadas con los privados son a costa de una mayor masificación" del Ben-Cho-Shey, al que se le suprime un aula y se convierte otra en mixta, con dos niveles educativos distintos "a cargo de un mismo profesor". Aunque docentes y padres de alumnos sostienen que Educación no les ha dado explicaciones, lo atribuyen a la política de recortes. "Nos habríamos resignado si no fuera a cambio de gastar en los centros privados más de lo que se ahorran suprimiendo un aula y un profesor aquí", sostienen los representantes del Ben-Cho-Shey.

Ayer, remitieron una carta a la jefa territorial de la Consellería de Educación en Ourense. Denuncian su "sensación de abandono" por la administración autonómica y le piden una reunión de urgencia que la consellería ha convocado para esta misma mañana. Amenazan con que los alumnos no asistirán a clases hasta que "se solucione esta situación".

Para organizar el nuevo curso al ya masificado alumnado del colegio público, ahora con un grupo y un profesor menos, Educación informó al Ben-Cho-Shey de que debía crear un aula mixta que concentrara a alumnos de quinto y sexto curso de educación infantil. Un mismo profesor impartiría las materias de los dos cursos en la misma aula y horario escolar, explican el "despropósito" los representantes del Anpa, que consideran la decisión de la Xunta "un atentado a la enseñanza pública". Para organizar al alumnado con un aula menos, Educación sustituye la distribución "lógica" de dos aulas para alumnos de 3 años, otras dos para alumnos de 4 y dos más para los de 5 por "dos aulas para alumnos de 3 años, una masificada para niños de 4 y una mixta de sexto con 12 niños de 5 años, además de otra aula masificada de 25 niños de 5 años".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de septiembre de 2011