Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Gente

Winslet recrea su papel de heroína

La actriz revive cómo salvó a la madre de Richard Branson de las llamas

"Es un milagro que nadie haya salido herido". Kate Winslet recuerda así la noche en que dejó de ser la heroína de las películas para convertirse en una de la vida real.

La madrugada del 22 de agosto, la actriz se encontraba de vacaciones con su novio y sus dos hijos en la mansión caribeña de Richard Branson cuando cayó un rayo y, en pocas horas, redujo la casa a cenizas. En medio del ajetreo de los más de 20 huéspedes que allí dormían, la actriz se cruzó con una anciana y, sin pensarlo, la cogió en brazos para ponerla a salvo. Se trataba nada menos que de Eve Branson, la madre de 90 años del magnate británico. "Kate debe haber agradecido para sus adentros que yo haya perdido algo de peso este último tiempo", bromea ahora la mujer, al evocar el momento en que se despertó con los fuertes ruidos que hacían las vigas de la mansión al ser destrozadas por el fuego. Ayer ambas volvieron a encontrarse en la isla Necker (en las islas Vírgenes Británicas) y revivieron el momento del rescate, pero esta vez con buen humor, muchas risas y un casco de bombero de por medio.

El presidente del grupo Virgin, que la noche del incendio ejercía de anfitrión pero dormía en otra casa de su isla, no tardó en agradecer el gesto de la actriz a través de su blog. "Muchas gracias, Kate Winslet", escribió horas después del suceso.

Pero Kate también le está agradecida después de esa terrible noche. "Nunca olvidaré cómo Richard rodeó con sus brazos a mis dos hijos mientras mirábamos absortos las llamas", explicó en el programa de televisión Entertainment Tonight. "Nos dijo: 'Al final del día, te das cuenta de que lo único que importa es la gente que amas. Todo lo demás son solo cosas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de agosto de 2011