Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FÚTBOL | Primera jornada de Liga

"¿Por qué no jugué en el Madrid? Pregunten a Mou"

Reacio a hablar de su paso por el Bernabéu, Canales está listo para debutar en el Valencia ante el Racing, su club de origen

Sergio Canales (Santander, 1991) dice estar leyendo Dime quién eres -"un chico que busca información sobre la vida de su bisabuela", describe-, aunque probablemente se refiera a Dime quién soy, de Julia Navarro. Es la confusión de quien, a los 20 años y tras disputar el Mundial de su categoría en Colombia -España cayó ante Brasil en los cuartos de final-, llega a un club nuevo, el Valencia -ahora ultima el fichaje del central Víctor Ruiz, del Nápoles, por siete millones-, y necesita tiempo para adaptarse a los cambios.

El de atender amablemente a la prensa, por ejemplo, algo que no se le permitía en el Madrid, del que ha llegado cedido por dos años con una opción de compra por 12 millones de euros para la entidad de Mestalla. O el de volver a sentirse una estrella, tal es el entusiasmo con el que ha sido acogido por los técnicos valencianistas, que le ven listo para debutar esta tarde, aunque sea durante la segunda parte, frente al Racing, casualmente su club de origen. De mediapunta, la posición preferida de este tipo de peloteros ávidos por dar el pase de gol o llegar a la portería desde la segunda línea. Por detrás de Soldado, el delantero que acabó disparado la pasada temporada y así ha empezado la presente, por lo que le ha frustrado haberse quedado fuera de la convocatoria de Vicente del Bosque para los partidos contra Chile y Liechtenstein.

"¿Demasiado blando? Özil y Di María sí juegan y tampoco son agresivos"

Canales pasó un mal trago en el Bernabéu, adonde llegó por cinco millones procedente del Racing con la ilusión de un juvenil, pero de donde se marchó escamado por los desaires del entrenador, José Mourinho. Solo disputó 13 partidos y la pregunta era obligada: "¿Por qué tan poco?". "No lo sé, pregúnteselo a Mourinho", responde, reacio a hablar de algo doloroso. "¿Acaso es un futbolista demasiado blando, como Pedro León o Albiol, para los parámetros de Mou?". "No es eso", replica, "porque Özil o Di María sí juegan y tampoco son agresivos".

Algunos granos en la cara delatan que Canales todavía es un crío y que le encanta el chocolate. "Pero tres trocitos al día", se disculpa. Algún día, dice, emprenderá los estudios de Económicas, su asignatura preferida desde que acabó el Bachillerato. Mientras tanto, el Valencia le ha abierto las puertas para competir con Jonas o Aduriz en esa posición más o menos adelantada para acompañar a Soldado. También podrá actuar de interior izquierdo una vez que la marcha de Mata al Chelsea ha dejado huérfana esa parcela hasta que Piatti, Bernat o el propio Canales se hagan sus dueños.

Apenas seis goles en 26 partidos en el Racing en la campaña 2009-2010 convirtieron a Canales en una sensación. Algunos tantos, eso sí, fueron memorables, como los dos que le metió al sevillista Palop en el Sánchez Pizjuán, uno de vaselina.

Sancionado Stuani y lesionados Colsa, Serrano, Ariel y Torrejón, el Racing se presenta con un equipo muy joven, repleto de canteranos, en el que debutará Acosta, el delantero argentino cedido por el Sevilla, y dirigido por un técnico tan curtido como Héctor Cúper (Chabás, Santa Fe, Argentina; 1955), subcampeón de la Champions dos años consecutivos con el Valencia, en 1999 y 2000. A un centímetro siempre de la gloria, el técnico argentino será bienvenido esta tarde en Valencia. Con una mezcla de nostalgia y olvido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de agosto de 2011