Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un sueldo de 54.000 euros al día

Eto'o deja el Inter y se marcha al Anzhi de Daguestán, propiedad de la 118ª fortuna del mundo

Eto'o tiene 30 años, cuatro Copas de Europa y se marcha a Rusia. Se marcha 53 goles después con la camiseta neroazzurra. Se va a un equipo, el Anzhi, que no disputa competiciones europeas. Ficha por un club en el que cobrará 20 millones de euros al año durante tres temporadas: es decir 54.794 euros al día. El delantero camerunés se convierte así en el jugador mejor pagado del mundo. También le pagarán la casa en Moscú y todos los vuelos que necesite para ir a su país. No serán los únicos que cogerá. El Anzhi, equipo en el que milita también Roberto Carlos, tiene su propio estadio en Majachkalá, en Daguestán. Los jugadores y el cuerpo técnico, sin embargo, viven y se entrenan en Moscú, a 1.593 kilómetros de distancia, por cuestiones de seguridad. Cogen un vuelo para desplazarse a Majachkalá cuando juegan en casa. Daguestán es considerado un sitio de riesgo por la presencia de células islamistas.

Coincidirá con Roberto Carlos y vivirá en Moscú, a 1.593 kilómetros de la sede del club

Fue el magnate Suleiman Kerimov quien puso a Daguestán en el mapa futbolístico. Compró el Anzhi el pasado mes de enero invirtiendo dinero de su bolsillo. El que le generan sus negocios con bancos, petróleo y minas. En la última lista de la revista Forbes, Kerimov figuraba en el puesto 118 de los hombres más ricos del mundo con un patrimonio personal de 7,8 billones de dólares. El mismo que Berlusconi y su familia, por ejemplo. En sus 20 años de vida, el Anzhi solo ha disputado un partido europeo. Siempre ha malvivido entre segunda y primera (a la que volvió en 2009). Hasta que Kerimov se hizo con las riendas del club.

Es curioso, pero el presidente del Inter, Massimo Moratti, ya no está para gastar dinero a diestro y siniestro. De hecho, ha justificado la venta de un goleador como Eto'o por la salud económica del club. "Cuando llega una oferta así es muy difícil poder igualarla o rechazarla. El fair play financiero es una cosa muy seria, no se puede bromear con eso. Probablemente perdamos a un gran jugador como Eto'o... pero equipo hay. Los aficionados también se quedaron decepcionados cuando se marchó Ibrahimovic. Y ya sabéis cómo acabó la historia... [el Inter ganó la Champions]", comentó el dueño del Inter.

Habían pasado solo cuatro meses desde que recibiera en su despacho la visita de Eto'o, el jugador con el sueldo más alto de la plantilla (10,5 millones). Al final de la temporada pasada y después de marcar 37 goles -a uno de batir el récord histórico de Meazza y Angelillo- Eto'o se reunió con Moratti para pedir, según aseguran en el club, "una ligera subida de sueldo". Le dijo al presidente que era su último gran contrato. Moratti le contestó que no habría subidas, que era el jugador que más cobraba y que había que hacer un esfuerzo por la economía del club. Dos meses después, Eto'o se reunió también con Gian Piero Gasperini, el nuevo técnico. Este le pidió que se sacrificara en la banda en su esquema de 3-4-3 como había hecho con José Mourinho. La respuesta de Eto'o está en Rusia. El jugador se embolsará 60 millones de euros en tres años, el Inter 27 (22 más cinco por objetivos).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de agosto de 2011