DESDE MI DESPENSA
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Pollo de corral asado

El pollo es posiblemente el animal más consumido en unidades del mundo. A los niños y jóvenes les encanta, no diré que a los mayores no les guste, pero entiendo que a los jóvenes más. Aunque creo que no asocian el que pueden ver en el campo con el que comen. Como si fuera otro animal, y es que me da que no queremos pensar que la carne que nos comemos proviene de animales que no hace más de un par de días estaban vivitos y coleando. En fin, lástima pero así es.

Bueno ,para lo que me han contratado. Una receta. Pues diré para no ir contra la norma, el pollo asado. Pero hay que asarlo en casa, comprar un pollo lo más parecido posible a los de corral, bien alimentado, y asémoslo con hierbas frescas, gajos de patata, aceite de oliva, sal, y pimienta, y piel de limón. Todo ello dentro de una bolsa que se hace llamar papel feta, que se puede conseguir tiendas especializadas de cocina, e incluso en grandes superficies de alimentación. Una bolsa que permite asar cosas dentro, creando un papillote; más rápido que de la forma convencional e impregnando los aromas de los acompañantes en la carne del pollo. Además, no mancha el horno ni se funde al calor.

quiquedacosta@quiquedacosta.es

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS