Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:libros

Amazon se mete a editor en papel

La tienda en Internet publicará la próxima obra de un autor superventas

La tienda online Amazon puso ayer bocarriba sus cartas en el juego de la industria editorial, en el que entró en mayo, cuando anunció el fichaje de un veterano peso pesado del sector del libro (Laurence Kirshbaum, ex Random House, ex Time Warner Book Group) para pilotar su incursión en el mundo de la edición. La baza de Amazon se llama Timothy Ferriss. Un treintañero gurú de bestsellers de autoayuda, que suma decenas de miles de seguidores en la red social Twitter. Ferriss ha dejado Random House para -en abril de 2012- publicar The 4-Hour Chef en el sello del portal.

Este título llegará a las tiendas virtuales y físicas en papel, además de en una versión electrónica "enriquecida" y en formato de audiolibro. El nombre del sello bajo el que verá la luz todavía no se conoce. Tampoco han trascendido las condiciones económicas del fichaje.

Raro será que le salga mal este envite a Amazon, según analistas como Laura Hazard Owen, de PaidContent.org: "Si esto marcha como cualquiera de los anteriores libros de Ferriss, venderá millones de copias". En España RBA lanzó en 2010 La semana laboral de cuatro horas (en inglés The 4-Hour Workweek), libro que ha sido traducido a 35 idiomas y que ha permanecido en la lista de los más vendidos de The New York Times durante cuatro años.

Otra entrega de la serie, The 4-Hour Body, se publicitó como "una insólita guía para lograr una pérdida de peso rápida, un sexo increíble y llegar a ser un superhumano". También llegó a las listas de los más vendidos.

"Mis lectores están migrando irreversiblemente a lo digital (...). Esta es una oportunidad para mostrar realmente qué pinta tiene el futuro de los libros (...)", señala Ferris citado en un comunicado difundido por Amazon. El portal lleva meses lanzando pequeños sellos especializados en una variedad de géneros, entre otros de novela romántica y misterio, pero esta es su primera operación de envergadura y una exhibición de poderío ante los competidores.

Ahora toca ver cómo reaccionan a este golpe en la línea de flotación las seis grandes editoriales de EE UU: Hachette, HarperCollins, Macmillan, Penguin, Random House, y Simon & Schuster. En declaraciones a The New York Times, Kirshbaum quiso tranquilizar a la competencia: "Nuestro éxito no puede sino ayudar al resto del sector editorial". Estas palabras no parecen haber tranquilizado a una portavoz de HarperCollins citada por The Guardian: "El furor de Amazon en el mundo de la edición es obviamente una preocupación para nosotros. Tiene los bolsillos muy grandes y ahora es un muy potente competidor global".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de agosto de 2011