Millán-Astray recupera el título de hijo predilecto del Ayuntamiento de A Coruña

En El Ala Oeste de la Casa Blanca, la serie que mejor ha contado los entresijos del Despacho Oval y la corte de asesores de un presidente demócrata en la ficción, el gabinete gubernamental fija un día al año para servir asuntos espinosos a la prensa. Le llaman "el día de sacar la basura" y suelen hacerlo coincidir con la víspera de una fiesta en la que cae la lectura de prensa.

Ayer, en el festivo por excelencia, en medio de un puente con toda Galicia, incluida su ciudad, de celebración, el alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, programó también su día de sacar la basura. Comunicó a media tarde en una nota de prensa encabezada con el título "actividad municipal" que el Ayuntamiento que preside no va a recurrir la sentencia que anula la retirada del título de hijo predilecto de A Coruña a José Millán-Astray, fundador de la legión, y el que gritó a Miguel de Unamuno "¡muera la inteligencia!", después de que el intelectual y rector de la Universidad de Salamanca, replicase al discurso de un fascista a las pocas semanas del golpe de estado de 1936.

El regidor coruñés basa su decisión en un informe de la asesoría jurídica municipal que avala la "solidez" de los argumentos del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de A Coruña, que decidió anular el acuerdo plenario adoptado por el bipartito. El comunicado del Gobierno coruñés subraya que no quiere "perder ni un minuto en politizar el pasado y prefiere mirar al futuro y apostar por la concordia y por trabajar en cuestiones que preocupan a los ciudadanos".

Resalta además que "el fallo obliga a devolver el título de hijo predilecto a Millán Astray porque esta distinción no se puede retirar de acuerdo a la Ley de la Memoria Histórica, ya que, como indica la juez en el fallo, el nombramiento se aprobó en un pleno municipal de agosto de 1922, 14 años antes de la sublevación". Como l distinción fue previa a la Guerra Civil, el fallo estima que no cabe retirar los honores apoyándose en esa ley.La sentencia judicial dice algo más que obvia el comunicado de Negreira: que el Gobierno coruñes es libre de retirar o no dicha distinción al dirigente franquista, siempre que no apele a la Lei de Memoria Histórica. Y eso fue lo que ayer le exigieron los grupos de la oposición al alcalde, que cuando era portavoz del PP en la oposición decidió abstenerse en la votación para retirar la distinción a Millán-Astray.

Nada más conocer su decisión, el PSOE de A Coruña, a través de su portavoz, Mar Barcón, atribuyó la decisión "indigna" de abandonar el contencioso con la familia de Millán-Astray a Negreira, "quien en su día definió como coruñés de pro a este golpista que no merece ningún reconocimiento de la ciudad de A Coruña". Barcón censuró a su vez la "sorprendente tibieza" con la que siempre se dirigió Negreira en este asunto.

En el mismo sentido se pronunció el BNG, que reclamó al alcalde del PP que tome decisiones para que A Coruña "deje de ser la capital de la simbología franquista". También los nacionalistas acusan al regidor de "refrendar los honores a un fascista después de llamarle coruñés de pro".

Por su parte, la Comisión por la Recuperación de la Memoria Histórica, calificó la postura del Gobierno coruñés como "una decisión política revestida de acatamiento judicial", que "trata de satisfacer a los nostálgicos franquistas" al tiempo que "defiende a un golpista".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 16 de agosto de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50