Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:

El toro 'Ratón' se cobra otra víctima

Un joven muere en Xàtiva tras ser embestido por el morlaco 'asesino'

El toro Ratón agrandó ayer su fama homicida al confirmarse la muerte de un hombre de 29 años a quien el morlaco embistió y revolcó por el suelo el sábado por la noche, durante un concurso de recortadores en Xàtiva (Valencia). La víctima se encontraba, al parecer, en estado de embriaguez y había sido sacado del coso previamente, pese a lo cual volvió a saltar al ruedo. Tras ser alcanzado en medio de la plaza, el joven hizo amago de levantarse, se desplomó, fue sacado a rastras de la arena por varios festeros y falleció poco después en el hospital. Varios vídeos de la cogida estaban ayer disponibles en YouTube. El Ayuntamiento de Xàtiva, gobernado por el presidente provincial del PP, Alfonso Rus, descartó que fueran a suspenderse los festejos taurinos programados hasta el sábado.

La res ya mató a un hombre en Puerto de Sagunto en el año 2006

La leyenda negra de Ratón, toro lucero de 10 años y 500 kilos, empezó con otra muerte: la de un hombre de 54 años al que corneó en las fiestas patronales de Puerto de Sagunto, en 2006.

Por raro que pueda resultar, aquello no significó el fin de su carrera. Todo lo contrario. A su dueño, Gregorio de Jesús, empezaron a lloverle ofertas. Todos los pueblos con espectáculos taurinos (y en Valencia se cuentan por centenares) querían tener a Ratón. El precio de las entradas se doblaba tratándose de él. El caché del morlaco se multiplicó: a pesar de que el alquiler habitual de un toro ronda los 2.000 euros, y a pesar de la crisis, la plaza de Xàtiva pagó el sábado 10.000 euros por contar menos de una hora con Ratón. La Red se llenó de vídeos recopilatorios con sus cogidas. Y en las plazas su participación se anunciaba con carteles especiales: Ratón persiguiendo a un festero, Ratón subiendo la rampa de una de las pirámides que suelen instalarse en los cosos, Ratón mirando desafiante al público. Con su nombre en grandes letras. Como si fuera un torero.

La fama de Ratón e Internet se retroalimentan: en algunos foros de aficionados se le atribuyen varios muertos, a pesar de que la del sábado en Xàtiva fue la segunda. El morlaco cuenta, sin embargo, con un amplio historial de cogidas, algunas espeluznantes. Canals en 2004. Museros en 2005. Yátova en 2006. Valencia en 2008, donde un joven de 27 años recibió una cornada en el cuello...

Gregorio de Jesús se planteó retirarlo al año siguiente y destinarlo a semental, pero no lo hizo, informa Josep Blay. "¿Qué haces si te ponen un cheque delante de la cara y te dicen?: Pon la cantidad que quieras", comentaba como disculpándose por entonces el ganadero.

La devoción de De Jesús por su toro, que guarda en la finca Rafol, en Sueca, puede observarse en la web de su ganadería, que contiene, entre otras cosas, una extensa biografía (!) de Ratón. El ganadero contempla como posible origen del comportamiento del morlaco el hecho de que cuando contaba con 10 días de vida un grupo de chavales saltó la valla de la finca y jugó con él en una corraleta hasta dejarlo exhausto. "Después lo dejaron encerrado y a oscuras", prosigue, donde fue hallado "temblando y acurrucado en un rincón con la boca abierta y casi sin fuerzas para respirar".

De Jesús, que fue torero en su día, también describe la particular técnica de Ratón: "Cuando el contacto se precipita, se produce un acto poco común en los toros. Ratón embiste con derrotes cortos y repetitivos a la vez que balancea la cabeza a izquierda y derecha, provocando en todas sus víctimas un número de heridas muy superior al normal en estos casos".

Hace un año, tras el nacimiento en Palencia del primer toro de lidia clonado, De Jesús acariciaba la idea de hacer lo mismo con Ratón, y quizá perpetuar con ello su leyenda sangrienta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de agosto de 2011