Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baja el número de abortos en 2010 tras la nueva ley

Se mantiene el descenso iniciado el año pasado

Valencia

En contra de los pronósticos agoreros de los sectores opuestos a la nueva ley del aborto, la entrada en vigor de esta norma -en julio del año pasado- no ha supuesto un incremento de las interrupciones de embarazo.

Los datos de la dirección general de Salud Pública de la Consejería de Sanidad indican que el año pasado hubo 10.626 interrupciones de embarazo en la Comunidad Valenciana, frente a las 10.916 del año anterior. Además, el informe Interrupción Voluntaria del embarazo en la Comunitat Valenciana 2010 elaborado por Sanidad muestra que desde que a mitad de año se comenzó a aplicar la nueva Ley de Salud Sexual y Reproductiva, se registraron menos abortos que en la primera mitad del año, tiempo en el que aún estaba vigente la norma anterior.

Descienden las intervenciones en los hospitales públicos

En este documento hay un apartado que hace referencia al motivo del aborto y que está dividido en dos grupos. El primero recoge datos hasta junio de 2010 y el segundo a la segunda mitad de año, en la que entró en vigor el real Decreto 831/2010. Esta información hace referencia a los abortos a residentes valencianas por eso la cifra total de abortos es de 10.346, ligeramente inferior a las interrupciones practicadas en territorio valenciano, que son 10.626 e incluyen a mujeres de otras autonomías intervenidas en la valenciana. Estos datos indican que en el primer semestre del año, bajo la ley antigua, se hicieron 5.417 intervenciones. En el segundo, la cifra se redujo a 4.929, un 10% menos.

El descenso del número de abortos en 2010 respecto a 2009 consolida la tendencia iniciada un año antes. Después de una década de crecimiento sostenido -en el que tuvo un importante papel el incremento demográfico debido a la fuerte entrada de inmigrantes- los abortos retrocedieron en 2009 (10.916) respecto a 2008 (11.590), el año en el que se alcanzó el pico de interrupciones de embarazo. En 2007 hubo 11.342 y en 2006 10.330, el doble de las registradas en 1997 (4.252) y 1998 (5.198). Fuentes de Salud Pública apuntan a que la estabilización de la inmigración es uno de los principales factores que explicarían el retroceso en el número de abortos. Sin embargo advierten de que habrá que seguir la evolución en los próximos años para concluir en que el descenso es firme.

El informe del departamento que dirige Luis Rosado muestra también la caída de abortos en hospitales públicos. En 2003, la Generalitat tomo la decisión de impulsar este tipo de intervenciones en sus instalaciones, que hasta el momento era testimonial (32 en 2002). En 2005 se llegó a alcanzar la cifra de 1.386. Sin embargo, a partir de entonces comenzó una caída sostenida que ha llegado al su cifra más baja en 2010 con 468 abortos en hospitales públicos.

Por contra, la cifra de interrupciones que se practican en clínicas privadas y que se subvencionan con fondos públicos se ha incrementado. El año pasado la Generalitat pago el 44,7% de estas operaciones frente al 32,5% de 2009.

Con trabajo y sin información

Año tras año, apenas varía el perfil de la mujer que decide interrumpir su embarazo. Se mantienen factores como el grupo de edad mayoritario (de 25 a 29), el hecho de no acudir mayoritariamente a centros de planificación familiar o el peso de las extranjeras (en este caso, con una disminución del 4% respecto 2009). Este es el perfil de la mujer que abortó en la Comunidad Valenciana en 2010.

- Una de cada tres tiene entre 20 y 29 años. El grueso de edad (el 23% del total, lo que representa 2.452 mujeres) se encuentra en la franja que va de los 25 a los 29 años. Aunque por poca diferencia respecto a las que tienen entre 20 y 24 años y las mujeres que están entre los 30 y los 34, (ambos grupos representan el 21%). Un 0,6% tenía menos de 15 años (65 adolescentes) y un 8% (707) entre 18 y 19 años.

- El 45% es asalariada. Los datos de Sanidad indican que el 27% de las mujeres que interrumpieron su embarazo en 2010 estaban paradas. Un 45% eran asalariadas, un 12% estudiantes y un 9% amas de casa. El 1% eran empresarias. Además, el 51% admitió tener ingresos económicos propios.

- El 64% no acudió a informarse sobre métodos anticonceptivos. Esta tasa es un porcentaje constante en los últimos años. En 2009, un 60% de las mujeres que interrumpieron su embarazo no había recibido información sobre planificación familiar frente al 64% de 2010. Hay pocas diferencias entre mujeres nacionales (63%) y extranjeras (65,2%).

- El 38% son extranjeras. De los abortos practicados en la Comunidad Valenciana, el 62% fueron a mujeres de nacionalidad española. De las extranjeras, la mitad eran latinoamericanas y un 27% nacidas en Europa oriental.

- Un 22% ya había abortado antes una vez. El registro de Salud Pública indica que en el 70% de los casos, las mujeres no habían interrumpido el embarazo antes. Un 22% lo habían hecho ya una vez, un 5,7% dos y un 1,5% tres. Hubo 36 mujeres (0,3%) que ya habían abortado en cinco o más ocasiones.

- Casi la mitad no tenía hijos. El 46,4% de quienes se sometieron a esta intervención en 2010 no tenían hijos. Un 26% tenía uno, casi un 19% contaba con dos y un 6% tenía tres hijos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de agosto de 2011

Más información