Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:24 HORAS EN... LEIPZIG

Artistas en la fábrica de algodón

Spinnerei, una antigua hilandería, es el epicentro del arte contemporáneo en Leipzig. La ciudad de Bach ha cambiado industria por lagos, tabernas literarias y copas en el barrio de Südvorstadt

En la llanura minera de Sajonia (Alemania), las antiguas explotaciones de carbón a cielo abierto son hoy lagos donde se refleja la nueva Leipzig. La capital histórica de la música y el comercio cayó en un estado de postración tras la II Guerra Mundial, un sueño de grisura del que despertó en 1989, cuando encabezó las movilizaciones pacíficas contra el Gobierno comunista de la República Democrática Alemana. Desde entonces se la conoce como Heldenstadt, la ciudad de los héroes.

9.00 Bicicleta o tranvía

La visita puede comenzar, o terminar, en la Hauptbahnhof (1) o estación central (Willy Brandt Platz; www.promenaden-hauptbahnhof-leipzig.de). Todas las líneas de tranvía, que junto a las bicicletas dominan el transporte en la ciudad, confluyen en el Ring - , (2) una avenida circular sobre el trazado de las antiguas murallas. El centro se puede recorrer a pie, pero si se pasa por la oficina de turismo (3) (Katharinenstrasse, 8; www.leipzig.de) se puede adquirir la Leipzig Card, que además de abono transporte sirve de tarjeta descuento en museos o visitas guiadas.

10.00 Arquitectura socialista

A 500 metros de la estación se encuentra el Pentahotel Leipzig (4) (Grosse Brockhaus, 3; www.pentahotels.com; desde 76 euros), un espacio que mezcla tecnología y diseño. Casi al lado, la Augustusplatz ofrece un catálogo de edificios de la RDA: la clasicista Opernhaus (5) (www.oper-leipzig.de), construida en 1961; el auditorio Gewandhaus (6) (www.gewandhaus.de), sede de la Filarmónica, y la Torre Panorama (7), un rascacielos de 147 metros que se alza en el solar de un templo gótico volado en 1968 para construir la nueva universidad.

11.00 Lo más candente del mundo

Desde allí se puede tomar un tranvía hasta Plagwitz, el antiguo distrito industrial, efervescente centro del arte y el diseño contemporáneo. El epicentro de esta fábrica de ideas, "el lugar más candente del mundo", según el diario británico The Guardian, es el Spinnerei (8) (Spinnereistrasse, 7; www.spinnerei.de). En esta antigua hilandería de algodón hay estudios donde viven y trabajan más de un centenar de artistas, entre ellos Neo Rauch, principal representante de la Escuela de Leipzig. El enorme complejo de edificios de ladrillo rojo (100.000 metros cuadrados) con grandes ventanales suma 14 galerías, talleres de grabado, estudios de arquitectura, sala de cine... Spinnerei es también escenario de las Bimbotown Parties (www.bimbotown.de) del artista británico Jim Whiting. Son fiestas donde se mezclan música y actuaciones con muestras de arte europeo. En los bajos del edificio está Meisterzimmer (www.meisterzimmer.de), donde se alquilan lofts (60-160 euros por noche). Los sibaritas del arte dormirán en el Paris Syndrome (www.hotelgfzk.de), un hotel en un estudio diseñado por Jun Yang. El alojamiento está dentro del Museo de Arte Contemporáneo GfZK (9) (Karl-Tauchnitzstrasse 9-11; www.gfzk.de), proyectado por Peter Kulka (100 euros la noche).

12.00 En piragua a 'la bañera'

A pesar de su pasado industrial, aproximadamente un tercio del paisaje urbano se compone de parques y jardines. Hacia el oeste del Ring se extiende el Auenwald (10), unos 35 kilómetros cuadrados de prados y vegas. Al sur, en el nuevo paisaje lacustre (www.leipzigerneuseenland.de) surgido tras el cierre de las minas, está el lago Cospuden (11), la "bañera de Leipzig". Se puede acceder en piragua o en barco por alguno de los canales que han sido adaptados a la navegación (www.gewaesserverbund.de).

13.00 Aperitivo con Goethe

El centro del casco antiguo lo ocupa la Marktplatz, presidida por el Altes Rathaus (12), antiguo Ayuntamiento, hoy Museo de la Ciudad (www.stadtgeschichtliches-museum-leipzig.de). En los alrededores se pueden visitar los patios y pasajes cubiertos. Estos accesos para carros de mercancías son hoy elegantes galerías comerciales. En Mädler Passage está la taberna Auerbachs Keller (www.auerbachs-keller-leipzig.de), frecuentada por Goethe, que ambientó aquí varios pasajes de su Fausto. Y a un paso de allí, un café de 1694, el Zum Arabischen Coffe Baum (13) (Kleine Fleischergasse, 4; www.coffe-baum.de)

15.00 Buscando a Bach

En la legendaria Thomaskirche, iglesia de Santo Tomás (Thomaskirchhof, 18; www.thomaskirche.org), Bach no solo compuso gran parte de su obra, sino que acabó siendo enterrado en una capilla junto a la entrada. Muy cerca se halla el nuevo - Museo Bach (14) (www.bach-leipzig.de). En 2012, Leipzig celebrará el octavo centenario de la iglesia y el coro (www.thomana2012.de) con un programa de conciertos y rutas musicales. A partir de noviembre se puede dormir cerca del genio; en una antigua mansión junto al museo abrirá el hotel Living Bach 14 (http://bach14.arcona.de). La ruta melómana tiene otras dos paradas: la Casa Museo de Mendelssohn (15) (Goldschmidtstrasse, 12; www.mendelssohn-haus.de) y el Grassimuseum (16) (www.grassimuseum.de; Johannisplatz, 5-11) con una colección de instrumentos. La Nikolaiskirche (17) (www.nikolaiskirche-leipzig.de) tuvo a Bach de director de coro y organista entre 1723 y 1750, y en su órgano estrenó la Pasión según San Juan. Frente a ella, el 9 de octubre de 1989, más de 70.000 personas se manifestaron por la libertad. El ejército y la policía se vieron incapaces ante esa explosión de rabia latente. Fue el principio del fin de la RDA. Al otro lado de la plaza se alza la Alte Nikolaischule (18), escuela que tuvo por alumnos a Leibniz y a Wagner.

18.00 Secretos de la Stasi

En La vida de los otros (Das leben der anderen, 2006) se desvelaban los terroríficos métodos del Ministerium für Staatssicherheit, conocido popularmente como Stasi. El museo Runde Ecke (19) (Dittrichring, 24; www.runde-ecke-leipzig.de), ubicado en las antiguas oficinas locales de la Stasi, muestra los instrumentos que servían para controlar a la población e indagar en sus lealtades.

21.00 Movida en la muralla

Para cenar, lo mejor es volver a Augustusplatz. En el último piso del rascacielos comunista está el restaurante Panorama (www.panorama-leipzig.de), donde se puede cenar mientras se contempla Leipzig. Detrás de este edificio se encuentra Moritz-Bastei (20) (Universitätsstrasse, 9; www.moritzbastei.de), un bastión de la antigua muralla recuperado como lugar de ocio nocturno. Si aún quedan ganas de marcha, hay que perderse por los pubs de Südvorstadt, la zona más alternativa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de agosto de 2011