Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Una orquesta de taberna y diseño

Vecinos de Vilaxoán y músicos profesionales reinterpretan el cancionero popular

A veces ocurre que esos títulos interminables y abstractos que nombran convenios, proyectos o sumas de voluntades entre entidades llegan a convertirse en algo. Es decir, en un asunto vivo que implica a personas, en primera o en última instancia, que es para lo que se suele decir que se firman esa clase de acuerdos. Pero son muchas las veces en las que, tras la rúbrica, nada vuelve a saberse de aquel prometedor vivero de ideas que iba a sacar del ostracismo a tal grupo humano. Al menos, esta historia es diferente.

En septiembre de 2009, el historiador Ramom Pinheiro y el antropólogo Marcos Lorenzo empezaron su trabajo de campo, que consistía en indagar acerca de la música y la cultura marinera de la parroquia de Vilaxoán (Vilagarcía de Arousa). El Ayuntamiento había encargado al equipo del Centro Galego de Música Popular A Central Folque el diseño de un proyecto para inventariar el patrimonio cultural de la localidad e identificar oportunidades de desarrollo local que tuviesen que ver con ese legado. La historia de Vilaxoán, que fue ayuntamiento desde el siglo XVIII hasta 1913, estaba demasiado marcada por la turbiedad del narcotráfico y las muertes por sobredosis, pero aún latía, con fuerza, una seña de identidad: la música.

"Es la orquesta del mar, folk, popular y urbana", dicen sus promotores

Mañana se estrenan con concierto en Santiago, en el Festival dos Abrazos

Mediante entrevistas con agentes económicos, sociales y culturales de la comarca, Lorenzo y Pinheiro lo comprobaron. "La gente canta en las tabernas, está en su ADN", afirman. Desde 1980 se celebra un certamen, "Vilaxoán canta", que reúne a todo el pueblo en torno a una coral popular formada por más de un centenar de vecinos. Identificadas las claves, música y participación, pasaron a la acción convocando a representantes de entidades locales para participar en la definición de un programa de acciones destinadas a promover la regeneración urbana, la dinamización sociocultural y el estímulo de la actividad empresarial. "La apuesta por la cultura local como motor de desarrollo social y económico de un territorio es una iniciativa con abundantes ejemplos en Europa, pero absolutamente inédita en Galicia", aseguran desde el centro que dirige la vocalista y compositora Ugia Pedreira, integrante de grupos como Marful y Nordestin@s.

Uno de sus frutos se presentó hace casi un año, con la celebración del ciclo Sabores e saberes, un programa de actividades en la plaza de abastos en tanto que espacio público vertebrador, que reunió artistas, asociaciones sociales y culturales, productores locales y empresas. Hubo espectáculos, exhibiciones culinarias, homenajes a los oficios tradicionales arousanos, talleres, mesas redondas, conferencias y una feria de productos de la zona. Antes, la primera acción fue la creación de un Combo Mariñeiro, con intención de reelaborar el repertorio marinero de la ría y orquestarlo. Y a la tarea se sumó el músico Óscar Fernández, miembro de agrupaciones como Os Cempés y Bonovo. Enseguida juntó una docena de músicos y, durante ese primer año, crearon un espacio donde encontrarse. "Pero cuando se dieron cuenta, sonaban como una banda, y eso que no habían dado ningún concierto", relata Pinheiro, quien define la formación como "una orquesta folk, popular y urbana, porque conecta con la tradición y, a la vez, no suena a nada parecido". "Es la orquesta del mar", concreta Pedreira.

Con préstamos de la desaparecida conservera Atlántica de Vilaxoán, la película L'Atalante de Jean Vigo y las lanchas vaporas que comunicaban los puertos insulares y peninsulares arousanos, tejieron el nombre de Atlántica Vapora Orquestra y su estética vintage auténtica desde todos los ángulos, porque es su patrimonio. Debutaron en el Festival Revenidas de 2010 y, el pasado mes de junio, participaron en el X Encontro de Embarcacións Tradicionais de la Federación pola Cultura Marítima e Fluvial de Galiza. Mañana llevarán su mar hasta Compostela, en el Festival dos Abrazos (Praza de San Martiño Pinario, 20.00 horas).

Entre la piedra centenaria de la ciudad vieja, liberarán todo el salitre que cabe en Porto de Vilaxoán, un puñado de músicas portuarias, canciones de marineros y melodías tradicionales con arreglos contemporáneos. Tiene el sello de Fernández, hace guiños a temas emblemáticos como A danza de espadas de la Confraría de Mareantes (Carril) o polcas y muiñeiras de históricos grupos de gaitas de la zona como Os Campaneiros (Vilagarcía), y es un crisol de músicos y vecinos. Suenan voces, zanfoñas, acordeones, clarinetes, gaitas, guitarras, piano, contrabajo, batería o violines. En la suma de este primer disco y los conciertos cristaliza un modesto taller de músicos, diseñado en un despacho, madurado en las tabernas de generación en generación y regado con talento y amor por la música.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de agosto de 2011