Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"En escena te abres en canal"

Los actores Carlota Olcina y Marcel Borràs dialogan sobre el 'Julieta y Romeo' que estrenaron en el Grec barcelonés y que llega esta noche al Teatro Español

Es la más clásica historia de amor de la literatura, pero con cada montaje parece que acabara de escribirse. Julieta y Romeo llega esta noche al Teatro Español recién llegado del festival de El Grec barcelonés, donde ha cosechado éxito. Dirige Marc Martínez y dos jovencísimos actores catalanes encarnan a los enamorados: Carlota Olcina (Sabadell, 1983) y Marcel Borràs (Olot, 1989). Poseídos por el espíritu de los amantes de Verona, entre caricias y miradas, dialogan sobre el montaje con el texto de Shakespeare como guía.

Marcel. Los Capuleto fijaron la boda de Julieta con el Conde Paris para un jueves, como este estreno: 'Que sea el jueves. Dile que este jueves se casará con este noble conde. ¿Estaréis preparados? ¿Os complace la presteza?'... escribió Shakespeare.

Carlota: "Marc ha querido homenajear a la manera de amar de la mujer"

Marcel: "La heroína siempre ha sido Julieta, y Romeo un juguete del destino"

Carlota. Yo creo que sí, después de un mes en Barcelona que lo hemos disfrutado tantísimo... Pero estoy especialmente nerviosa, porque es la primera vez que hago teatro en Madrid y tengo aquí una gran familia, gente que quiero y a la que quiero hacerles un regalo y que disfruten. Tengo nervios por el estreno, tengo ganas de que pase.

M. Los estrenos son muy románticos y mágicos, pero a veces pienso que son una chorrada. Me gustaría tener ensayos abiertos y que el público fuera llegando: hacer un día la función delante de 10, otro día de 50, otro de 100... Pero no tener la conciencia de hoy es el día en el que tengo que demostrarle al mundo lo que sé hacer.

C. También ante el balcón, Julieta no sabe como irá la primera noche con Romeo. '¿Qué satisfacción esperáis esta noche?' (Shakespeare).

M. Espero que el público vibre, que haga un viaje emocional con los actores. Ojalá alguien conecte con ese amor y ese dolor universal que puede estar en tu propia casa. Ese dolor lo sufre Romeo: 'Se ríe de las heridas quien no las ha sufrido' (Shakespeare) ¿Te ha herido el teatro?

C. Esta frase me fascina. Cuando hacíamos las lecturas, ya se me quedó grabada. No he sacrificado nada por el teatro, aún soy muy joven. Hay momentos de mucha inseguridad, pero eso te hace aprender y evolucionar. ¿Tú has dejado algo en el camino?

M. Pues un poco los brazos y el pecho. He tenido una tendinitis en el codo izquierdo y en el derecho, y ahora una pequeña fisura del músculo del pectoral. Pero, para los espectadores de Madrid yo lo voy a dar todo.

C. En escena das la vida. Te entregas, te abres en canal.

M. 'No hay mundo tras los muros de Verona, sino purgatorio, tormento, el mismo infierno' (Shakespeare). ¿Cómo encaja Julieta y Romeo en 2011?

C. Todo el mundo conoce esta función, sabe lo que pasa. Lo que ha intentado hacer Marc con la adaptación es que sea directa, que después de las tres horas a la gente no le resulte algo lejano.

M. Creo que hemos conseguido que el público no se sienta estúpido, como a mí me ha pasado muchas veces como espectador viendo Shakespeare. Hemos intentado ser honestos con lo que el autor cuenta, a través de la emoción y del sentido común.

C. En cuanto a las emociones, termina la obra: 'Perdón verán unos, otros, el castigo, pues nunca hubo historia de más desconsuelo que la que vivieron Julieta y su Romeo' (Shakespeare). ¿Con qué sentimiento te quedas?

M. El amor. Las escenas que más me gustan son en las que acabo de estar con Julieta, o estoy con Julieta o voy a estar con Julieta. Cuando llego a la celda del padre Lorenzo y le digo que acabo de conocer a una chica, es algo que me encanta sentir.

C. Yo también me quedo con el amor. Cuando Julieta lo descubre, porque al principio no lo conoce. Ella es un ser de amor, porque está llena, pero aún no sabe lo que es. Cuando empieza a sentirlo es un festival, lo que sentimos todos cuando nos enamoramos: el amor lo cambia todo. Y desde el momento en el que ve a Romeo, está sentenciada a morir. ¿Tu Romeo sigue siendo 'un juguete del destino'?

M. Sí, es lo más inteligente. Si todos los romeos lo han sido, no voy a hacer otra cosa: si se sigue haciendo así por algo será. Yo no vengo de una escuela concreta, trabajo con la intuición, con el instinto. Romeo no es un héroe en realidad. La heroína de la función es Julieta, pero no en la versión de Marc, sino ya en la obra de Shakespeare. Romeo es un juguete del destino. De hecho, en el título, Julieta va delante.

C. Pero eso es una apuesta de Marc, que quería hacer un homenaje a la manera de amar de la mujer, al amor incondicional y al amor de madre. Julieta es determinante, rebelde y valiente.

M. Y Romeo un juguete del destino: se complementan.

C. Esta es nuestra primera vez juntos en escena. '¿Creéis que volveremos a vernos?' (Shakespeare).

M. Seguro que sí, quizá no profesionalmente, pero nos veremos en la vida, que al final es lo que importa.

Julieta y Romeo. Teatro Español (Calle del Príncipe, 25). Hasta el 4 de septiembre. Entradas de 4 a 22 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de agosto de 2011