Reportaje:

La clase media alta, sin publicidad

El Valencia, el Villarreal, el Atlético y el Sevilla se quedan sin patrocinador en sus camisetas

La clase media alta de la Liga se ha quedado sin publicidad en las camisetas: si no hay ofertas de última hora, los jugadores del Valencia, el Villarreal, el Sevilla y el Atlético empezarán la temporada 2011-12 con zamarras limpias, como en los viejos tiempos. Las empresas que los patrocinaban han huido y las nuevas propuestas no cubren los mínimos exigidos para manchar algo tan emblemático como la camiseta. Los dos grandes, el Barça y el Madrid, siguen con sus patrocinadores: Qatar Sports Investment en el caso azulgrana, el mismo fondo de inversión que ha adquirido el PSG, francés; y la casa de apuestas Bwin en el equipo madridista. Ambos dicen percibir unos 20 millones de euros por cada temporada.

Las firmas rusas, chinas y árabes prefieren invertir en la Liga inglesa
Inundado de dinero, el Málaga ha optado por lucir en su uniforme el nombre de la Unesco

Una cifra hinchada según los expertos de mercadotecnia de los clubes de la clase media española, enfrentados al enésimo latigazo de la crisis económica. Las empresas españolas están muy lejos de ofrecer las cantidades que estos clubes han estado recibiendo en los últimos años. Y las extranjeras, procedentes en su mayoría de China, Emiratos Árabes y Rusia, prefieren invertir en otras entidades con más proyección internacional: la Liga inglesa, principalmente. Las mismas firmas han estado negociando con el Valencia, el Atlético, el Sevilla y el Villarreal sin llegar finalmente a ningún acuerdo.

"Las cifras [de los últimos años, entre cuatro y nueve millones para este tipo de clubes] están fuera de mercado. Tiene que haber un ajuste, pero hasta cierto punto. No podemos rebajar tanto y hemos decidido salir en blanco", explica la responsable de mercadotecnia del Valencia, Maria Vanacloig. En las tres últimas temporadas, Unibet, una casa de apuestas sueca, había patrocinado al conjunto de Mestalla. Este todavía debe ser indemnizado con seis millones, según resolución judicial, por una empresa fantasma, Valencia Experiencie, que no le pagó lo acordado por lucir su nombre en las camisetas.

El Sevilla también ha sido abandonado por otra casa de apuestas, la filipina 12 bet, debido, según su responsable para estos asuntos, Manuel Vizcaíno, a que la nueva ley de apuestas española es mucho más restrictiva. "Hay poca oferta", explica Vizcaíno, "porque hay poco conocimiento de que el fútbol es el soporte del mercado con mayor retorno por euro". Vizcaíno distingue entre la publicidad institucional y la de empresas completamente privadas.

Al primer grupo pertenecía la que ha acompañado al Villarreal en las últimas campañas, Aeropuerto de Castellón, dependiente de la Diputación, que se retira después de cinco años desembolsando unos cuatro millones por curso. El club castellonense ha negociado con una compañía española de seguros y espera que, si supera la primera ronda de la Liga de Campeones, pueda cerrar un convenio con ella con una cifra parecida a la percibida del Aeropuerto de Castellón. Muy lejos del dinero cobrado por el Atlético en los últimos seis años, nueve millones por ejercicio de la compañía automovilística surcoreana Kia, que también deja el patrocinio. Y el equipo del Manzanares no encuentra nada parecido. De pretensiones más modestas, el Athletic ha renovado con Petronor, la empresa petrolera radicada en Muskiz (Vizcaya) por 2,1 millones con variables. Petronor está presidida por el expresidente del PNV Josu Jon Imaz. Las ayudas institucionales siguen sosteniendo a algunos otros clubes como la Real Sociedad, receptora de 1,2 millones por promocionar la Diputación de Gipuzkoa.

Inundado por una mar de dinero, el Málaga ha rescindido su contrato con William Hills, una casa de apuestas de Gibraltar, y lucirá en sus camisetas el nombre de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). "Prescindimos del millón de William Hills y optamos por una aportación a la Unesco como la del Barça con Unicef", explica José Carlos Pérez, directivo del Málaga.

Los jugadores del Villarreal, sin publicidad en las camisetas, durante la pretemporada.
Los jugadores del Villarreal, sin publicidad en las camisetas, durante la pretemporada.DOMENECH CASTELLÓ (EFE)

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS